¿Los teléfonos móviles pueden provocar cáncer en los niños?

Teléfonos móviles para niños

En la celebración del 23 Congreso Mundial de la International Society of Environmental Epidemiology (ISEE) en Barcelona, los expertos en epidemiología ambiental han dado diferentes consejos para garantizar la salud y bienestar de los niños, uno de ellos ha sido que los niños eviten los móviles o en su defecto, que no se lo coloquen en la oreja utilizando otras alternativas como los altavoces o los mensajes, ya que advierten que los teléfonos móviles pueden provocar cáncer en los niños.

En este congreso que finalizará el próximo día 16 participan más de 1.200 expertos de 60 países diferentes, y el 20% de las ponencias que se ofrecen están relacionadas con los factores medioambientales y en cómo afectan a la comunidad infantil. La advertencia de que los teléfonos móviles son peligrosos para los niños se realiza en base a los últimos estudios realizados en los que se concluye que estos teléfonos que producen radiaciones no ionizantes, podrían provocar cáncer cerebral, al menos así lo indica uno de los organizadores del congreso. Se advierte que desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) se comunica que existen indicios al respecto, aunque también se indica que no tienen datos concluyentes entre la relación teléfonos móviles y niños y que es necesario realizar nuevos estudios.

No se ha logrado demostrar una relación causal entre la exposición a campos electromagnéticos y ciertos síntomas comunicados por pacientes, fenómeno conocido como hipersensibilidad electromagnética. Hasta el momento, los estudios parecen indicar que no hay pruebas fehacientes de que la exposición a campos de radiofrecuencia de nivel inferior a los que provocan el calentamiento de los tejidos tenga efectos perjudiciales para la salud. Por tanto, la alerta lanzada en el congreso se podría considerar la aplicación del principio de precaución, hasta que se realice un estudio que ofrezca pruebas concluyentes.

La Unión Europea va a financiar un estudio con 3’5 millones de euros con la finalidad antes indicada, el estudio se denomina Mobi-Kids y será coordinado por el Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental de Barcelona (CREAL), se pretenden identificar los posibles riesgos de cáncer cerebral asociados a quienes usan el teléfono móvil. Es posible que las radiaciones sean perjudiciales y más en los organismos menos desarrollados, dado que sus cerebros son más pequeños y podrían ser mucho más susceptibles a las radiaciones. En el estudio se pretende estudiar a un grupo de 5.000 niños y jóvenes sanos y enfermos de cáncer cerebral, con edades comprendidas entre los 15 y los 24 años de edad de 20 países europeos.

Se pretende contrastar la exposición y uso del móvil con el cáncer u otras enfermedades dando prioridad al estudio, pues se ha constatado el aumento del uso de los teléfonos móviles por los niños. Como decíamos, no hace mucho que se empezó a extender el uso de estos teléfonos entre niños y jóvenes, y dado que los tumores se manifiestan en ocasiones al cabo de varios años, determinar la relación será un trabajo complejo. En ABC podemos saber que en el congreso se habla de otros temas relacionados con el medio ambiente, algunos de ellos sí cuentan con pruebas concluyentes, como la incidencia de los pesticidas y productos fitosanitarios empleados en la agricultura o la exposición al plomo de los gases contaminantes de fábricas y tráfico rodado en los niños.

Pero sobre los teléfonos móviles, quizá con indicar que hay que aplicar el principio de precaución bastaría, como hizo por ejemplo Francia, decir que pueden producir cáncer sin pruebas concluyentes es alarmista.

Estaremos atentos a los resultados del estudio indicado.

Foto | Toni Castillo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...