Los suplementos nutricionales reducen significativamente las muertes infantiles

Una investigación demuestra que los suplementos nutricionales reducen significativamente las muertes infantiles, según los expertos, hasta un 27% en el caso de bebés de 6 a 24 meses de edad. Este es el primer estudio que relaciona los suplementos nutricionales con la reducción del riesgo de muerte, anteriores estudios se habían centrado únicamente en el crecimiento y desarrollo de los niños.

Investigación sobre los suplementos nutricionales

Según una investigación realizada por expertos de la Universidad Davis de California (Estados Unidos), los suplementos nutricionales reducen significativamente las muertes infantiles, estableciéndose dicha reducción en un 27% en el caso de los bebés de 6 a 24 meses de países con ingresos medios y bajos. Anteriores estudios han analizado el efecto de los suplementos nutricionales en el crecimiento de niños y niñas, pero este es el primer estudio que analiza el impacto de estos suplementos ricos en vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales, en las muertes infantiles.

El estudio demuestra que los suplementos tienen un impacto que va más allá de prevenir el retraso en el crecimiento, la desnutrición, etc., siendo eficaces para reducir la mortalidad infantil en menores de cinco años de edad. Más del 50% de las muertes infantiles en el mundo se producen por causas prevenibles, por ejemplo, los efectos y consecuencias de la desnutrición, teniendo en cuenta los beneficios que proporcionan los suplementos, deberían ser de obligado uso para la reducción de la mortalidad infantil, especialmente en los países más desfavorecidos.

En la investigación, los expertos analizaron los datos de 18 ensayos científicos realizados en 11 países, los investigadores se centraron principalmente en 13 ensayos en los que participaron 34.051 niños y niñas procedentes de distintos países del mundo. Tras el análisis, se estimó que por cada 227 menores que reciben los suplementos nutricionales durante al menos seis meses, se puede prevenir una muerte infantil.

De los datos del estudio se desprende que la desnutrición es una causa subyacente de la mortalidad infantil, los niños y niñas mueren a causa de la desnutrición y de sufrir enfermedades como las infecciones respiratorias y la diarrea, problemas que raramente son fatales en países como Estados Unidos debido a que los niños están bien alimentados. Los expertos aseguran que hay pocas estrategias tan efectivas como los suplementos nutricionales para mejorar la salud y desarrollo de los niños y alejarles del riesgo de morir.

Hay algunas cuestiones que merece la pena considerar, en el estudio no se habla de cuánto tiempo se deben administrar los suplementos, recordemos que según esta investigación de la Escuela Universitaria de Medicina de Washington, es necesario replantear las estrategias contra la desnutrición infantil. Según este estudio, los niños que son tratados por desnutrición aguda moderada, tras la recuperación experimentan un inquietante índice de recaída y en muchos casos acaba con la vida de los menores. Parece ser que tanto la composición de los suplementos como la duración del tratamiento son condicionantes de su efectividad.

Hablando de la formulación, en el estudio de la Universidad Davis se habla de suplementos a base de vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales, pero no se especifican cantidades. En este sentido recordamos otro estudio de la Universidad de Copenhague, la Facultad de Ciencias de la Salud de Uganda y el Hospital Mulago, en el que se determinaba que los suplementos descuidaban los ácidos grasos Omega 3, siendo insuficiente la cantidad que contenían.

No estaría mal llevar a cabo un estudio que relacionara los diferentes suplementos nutricionales según su composición con la reducción de la tasa de mortalidad. Probablemente se realizarán nuevos estudios sobre el tema, si se ha de trabajar para reducir la mortalidad infantil por malnutrición, es interesante conocer la mejor formulación de los suplementos. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la página web de la universidad, y en este otro publicado en la revista científica The American Journal of Clinical Nutrition.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...