Los suplementos de vitamina D favorecen un corazón más saludable en la infancia

Los resultados de una nueva investigación muestran que los suplementos de vitamina D favorecen en los menores y especialmente en quienes tienen sobrepeso y obesidad, un corazón más saludable. Además, se constata que reducen la sensibilidad a la insulina y la presión arterial.

La salud infantil mejora con los suplementos de vitamina D

Según los resultados de un estudio realizado por expertos del hospital del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh (Estados Unidos), los suplementos de vitamina D favorecen un corazón más saludable en la infancia, especialmente en los menores que sufren sobrepeso u obesidad, ya que suelen tener un mayor riesgo de tener deficiencia de esta vitamina, desarrollar enfermedades cardíacas, etc.

En este trabajo de investigación se descubrió que el grupo de niños y niñas participantes que tenían deficiencia de vitamina D, mejoraron su salud cardiovascular tras tomar el suplemento de la vitamina durante un periodo de seis meses, tenían una presión arterial más baja y mejoró la sensibilidad a la insulina.

El ensayo se llevó a cabo con 225 niños, adolescentes y jóvenes con edades comprendidas entre los 10 y los 18 años, aunque todos estaban relativamente sanos, tenían deficiencia de vitamina D y padecían sobrepeso u obesidad. Hay que destacar que de los 225 participantes, 211 eran de raza negra, la razón es que quienes tienen la piel más oscura tienen más probabilidades de sufrir la deficiencia de la vitamina, ya que tienen más melanina en la piel, elemento que actúa como un protector solar que inhibe la producción de vitamina D.

Los participantes fueron divididos en tres grupos y cada uno de ellos recibió una cantidad diferente del suplemento, el primero tomó 600 UI de vitamina D, que es la cantidad diaria que recomiendan las agencias de salud, el segundo grupo tomó 1.000 UI (Unidades Internacionales), y el tercero 2.000 UI, cantidad que está por debajo del máximo recomendado establecido en 4.000 unidades y que se sigue considerando una ingesta segura.

Tras seis meses tomando el suplemento, se constató que el grupo que recibió la mayor cantidad de vitamina tenía un nivel reducido de glucosa en sangre en el análisis realizado en ayunas, así como una mayor sensibilidad a la insulina, lo que reduce el riesgo de diabetes y mejora la salud del corazón. Los menores que recibieron 1.000 UI tenían una presión arterial más baja, mientras que los que recibieron la cantidad más reducida de la vitamina, tuvieron mejoras poco significativas.

En la actualidad, las recomendaciones del consumo de vitamina D se asocian a una mejor salud ósea, pero hay que tener en cuenta que esta vitamina está implicada en mucho más que la formación de los huesos, también está implicada en la regulación de la glucosa en sangre, en el sistema inmune y en la función vascular, lo que muestra que sería interesante aumentar el nivel recomendable de vitamina D, ya que cuanto mayor es la dosis recibida, mayor es la concentración en sangre y mayores son los beneficios.

Sin embargo, el estudio no mostró mejoras en otros marcadores metabólicos y cardiovasculares, lo que sugiere que la suplementación con vitamina D por sí sola podría no ser la cura para mejorar la salud del corazón de los menores, especialmente aquellos con mayor riesgo de diabetes y enfermedades del corazón. Esto obliga a realizar estudios adicionales para determinar un compuesto que mejore en este grupo la salud metabólica y cardiovascular.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica The American Journal of Clinical Nutrition.

Foto | Jerome berquez

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...