Los piojos

La hembra pone más de cien huevos, las liendres

Una nueva aportación del pediatra del Hospital Infantil Niño Jesús, Juan Casado, en el blog sobre Salud Infantil de El Mundo, nos habla de los piojos, también se conoce como pediculosis, y es una de las cosas menos agradables que acompañan a la vuelta al cole, aunque no por ello hay que desesperar.

Como nos explica el pediatra, y como también hablamos en su momento en Pequelia, los piojos no distinguen ni clases sociales, ni sexo, ni edad, estos parásitos pueden invadir el cuero cabelludo de cualquier persona, pero es mucho más habitual que afecte en lugares en los que hay una importante concentración de la población, en este caso en los colegios, pues el contagio es muy fácil.

Los piojos no se presentan en la cabeza de un niño por falta de higiene, lo que buscan estos parásitos es sangre para alimentarse y vivir, ésta la toman a través del cuero cabelludo, y es en el momento de succión cuando producen el molesto picor. La vida de los piojos es corta, de unas cuatro o cinco semanas, evidentemente es algo insoportable y es necesario erradicar la pediculosis cuanto antes, por el bien de quien la sufre (aunque el único síntoma es el picor) y por evitar el contagio a otros niños o a los familiares.

Además de los piojos, hay que tener en cuenta que las hembras ponen más de cien huevos, lo que se conocen como liendres, éstas son más complicadas de quitar, pero se puede con ellas. Las liendres se adhieren con fuerza al pelo y hay que utilizar métodos específicos para poder retirarlas, evitando así que cuando se rompa el huevo, el cabello se encuentre invadido de nuevo por los piojos.

Es interesante saber que las liendres que se encuentran a más de un centímetro del cuero cabelludo no serán piojos viables, porque no podrán alimentarse, en consecuencia no podrán vivir. También hay que destacar que en contra de lo que muchas veces se cree, los piojos no saltan y no vuelan, sólo corren muy rápido, por eso es difícil cogerlos y muy fácil el contagio, corren por las bufandas, los abrigos, los gorros u otras superficies en busca de un nuevo cuero cabelludo en el que instalarse.

Juan Casado nos explica que los tratamientos preventivos contra los piojos no son efectivos porque no son ahuyentadores, son los productos específicos con lociones, champús o remedios caseros que han funcionado a lo largo de los años, los que terminan con la pediculosis, pero esto no implica que no se pueda volver a sufrir, precisamente por eso, porque no hay tratamiento preventivo, y el pediatra afirma que no hay que caer en el error de creer que los piojos se han hecho resistentes, lo que sucede es que en la escuela es muy fácil volver a contagiarse.

En un próximo post hablaremos detenidamente sobre los tratamientos más eficaces para acabar con los piojos, más vale estar preparados para la vuelta al cole 2010-2011.

Foto | Photocapy

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...