Los pediatras reclaman más formación en anafilaxia

Hoy conocemos una reivindicación que secundamos, los pediatras reclaman más formación en anafilaxia, explican que no tienen acceso a planes de formación en anafilaxia y por tanto, se comenten más errores a la hora de tratar a un niño que ha sufrido una reacción anafiláctica.

reacciones anafilácticas

Una anafilaxia es una reacción inmunitaria que se produce a nivel general en el organismo, está provocada por una alergia a determinados alimentos, medicamentos, picaduras de insectos, etc. A causa de esta reacción inmunitaria un niño puede perder la vida. Pues bien, a través de un estudio realizado por la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria y la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica, podemos saber que los pediatras tienen poco acceso a planes de formación en anafilaxia, algo que dificulta que los especialistas puedan tratar correctamente a los niños.

Por esta razón los pediatras reclaman más formación en anafilaxia, y más sabiendo que las reacciones anafilácticas se han incrementado durante los últimos años, algo paralelo al incremento de los casos de alergia infantil. Muchos pediatras con una abultada experiencia, reconocen haber consultado guías para tratar la anafilaxia, también existen criterios bien definidos por la World Allergy Organization para utilizar adrenalina auto inyectable, sin embargo, existe “un déficit de prescripción” en los casos en los que la adrenalina estaría indicada. Por otro lado, existen dudas sobre cómo se debe aplicar de manera correcta tanto por los especialistas médicos como por los padres de niños alérgicos.

Esta falta de formación podría derivar en la muerte de niños que han sufrido una reacción anafiláctica. En la investigación se demuestra que los errores de medicación en los tratamientos pre hospitalarios de las reacciones anafilácticas con adrenalina en niños, son causados por los problemas en la detección de los síntomas, la estimación de la dosis de adrenalina que se debe suministrar y errores de comunicación.

Los expertos destacan otros problemas como las dudas surgidas para emplear diferentes tratamientos dependiendo del tipo de alergia y reacción, también se apunta que si se sospecha que un niño tiene anafilaxia, el tiempo medio de atención en el centro hospitalario por el pediatra alergólogo es de menos de un mes, demasiado tiempo, por lo que sería necesario contar con un canal especial que facilitara la atención en el plazo de una semana. Por tanto, es lógica la reclamación que realizan los pediatras, para poder hacer correctamente su trabajo y atender a los niños, necesitan planes formativos relacionados con la anafilaxia.

Antes hemos hablado de la falta de formación de los padres, en este sentido, los especialistas médicos no tienen tiempo para formar a padres y pacientes, por ello se anuncia la puesta en marcha de medidas de formación presenciales y a distancia, cuya finalidad es mejorar la asistencia de los niños que tiene riesgo de sufrir una reacción anafiláctica o que la han sufrido. Se persigue mejorar la formación de pediatras, familiares y niños, la formación es una herramienta que permitirá ayudar a afrontar el problema.

La verdad es que resulta sorprendente que los pediatras no tengan acceso a planes de formación en anafilaxia, quizá estemos en una época complicada, crisis económica, recortes en prestaciones sociales, sanidad, etc. Pero no es una excusa para no poner en marcha estos planes formativos que podrían salvar la vida de un niño que sufriera una reacción alérgica. Podéis conocer más detalles de la noticia y del estudio a través de este artículo publicado en la página web de la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica.

Foto: Alexey Polikarpov

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...