Los padres no saben cuándo sus hijos adolescentes tienen pensamientos suicidas

En Estados Unidos se ha llevado a cabo un estudio en el que se concluye que los padres no saben cuándo sus hijos adolescentes tienen pensamientos suicidas, los expertos creen que la falta de comunicación y contar con un entorno familiar seguro son aspectos determinantes para conocer estos pensamientos y brindar ayuda a los niños a través de profesionales.

Estudio sobre el suicidio en adolescentes

Un estudio desarrollado por expertos del Hospital Infantil de Filadelfia y la Universidad de Pensilvania, concluye que la mayoría de los padres no saben cuándo sus hijos adolescentes tienen pensamientos suicidas. Los expertos creen que gran parte del problema es que los adolescentes niegan tener esos pensamientos, delatando la falta de comunicación y un entorno familiar seguro, donde los adolescentes se sientan cómodos al explicar sus problemas e inquietudes a los padres.

Para este estudio se entrevistaron a 5.137 adolescentes con edades comprendidas entre los 11 y los 17 años, así como a uno de sus padres o padrastros. La mayoría de los adolescentes encuestados no informaron de tener pensamientos suicidas, de los que lo hicieron, se constató que más de la mitad de los padres desconocían estos pensamientos y un 76% de ellos no sabían cuándo sus hijos pensaban en la muerte.

Los expertos comentan que los adolescentes deben saber que pueden recurrir a sus padres en momentos de necesidad, por otro lado, los padres no deben dudar en pedir ayuda si detectan que sus hijos tienen necesidades. Para ello, es necesario que exista una comunicación abierta y fluida entre padres e hijos, que exista un entorno familiar seguro donde se brinde total apoyo a los adolescentes, siendo más fácil que puedan hablar con sus padres e informarles sobre lo que les ocurre.

El estudio tiene mucho sentido, ya que el suicidio es la segunda causa de muerte entre adolescentes y jóvenes con edades de entre 10 y 24 años, a esto hay que sumar que la muerte por suicidio entre los jóvenes ha experimentado en los últimos años un incremento significativo, lo que obliga a abordar el problema para encontrar soluciones. Los expertos comentan que hasta dos terceras partes de los adolescentes que tienen pensamientos suicidas, no reciben ayuda por especialistas en salud mental, y la razón es que se desconoce que tienen estos pensamientos en el seno familiar.

Por sexos, se han encontrado diferencias en la comunicación, en el caso de niños se constató que los padres eran menos conscientes de los pensamientos suicidas de sus hijos en la adolescencia. En el caso de las niñas, los padres podían reconocer esos pensamientos a una edad más temprana, pero también tenían menos probabilidades de ser conscientes de que sus hijas a edades más tempranas podían tener pensamientos suicidas.

Se constata que los padres tienen más probabilidades de pasar por alto los pensamientos suicidas de los adolescentes que las madres, lo cierto es que suelen ser las madres quienes conocen mejor a los hijos y existe con ellas una mayor comunicación. Los resultados de la investigación ponen de manifiesto que los pensamientos suicidas y los problemas de salud mental no se suelen detectar en el seno familiar, por ello recomiendan que si se detectan cambios en el comportamiento de los hijos, tristeza, pérdida de interés, aislamiento social, dejar de realizar actividades que solían llevar a cabo, etc., consulten a los profesionales de salud a fin de poder prevenir el suicidio.

Hay que destacar que el estudio no se diseñó para probar si los padres reconocían estos pensamientos suicidas de los adolescentes, o si la conciencia de los niños podría afectar directamente a la posibilidad de autolesionarse o suicidarse. En todo caso, los resultados son bastante reveladores, podéis conocer todos los detalles del estudio a través de este artículo publicado en la revista científica Pediatrics.

Foto | IsraGarcia18

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...