Los niños tienen vocación

Desarrollo profesional infancia

Los niños tienen vocación, así se muestra en una encuesta realizada por la empresa de Recursos Humanos Adecco y su Fundación en Valencia. La encuesta se titulaba “¿Qué quieres ser de mayor?”, una pregunta que intentaba desvelar las inquietudes de los niños, para ellos es más importante la vocación que las retribuciones económicas que puedan obtener con el trabajo elegido.

En la encuesta participaron un total de 2.000 niños con edades comprendidas entre los 4 y los 17 años, de ellos, hasta un 74,4% creen en la vocación, un 23% considera que es más importante el sueldo que el trabajo desarrollado y finalmente un 2% considera que ambos aspectos son igualmente valorables. Se destaca claramente que las niñas son más vocacionales que los niños, hasta un 83,6% de las niñas encuestadas valoraban más el trabajo de sus sueños que los niños, con un 66,1%.

Evidentemente, la condición del dinero es importante para poder vivir de manera más holgada, pero en nuestra opinión, no compensa ganar mucho dinero si no te sientes realizado con el trabajo que estás desarrollando. Por desgracia el aspecto económico se vuelve cada vez más importante y más cuando se adquiere conciencia sobre el valor del dinero. Lo que no se refleja en la encuesta es la clasificación por edades, gracias a ella podríamos averiguar cómo aumenta la importancia del factor económico.

En cuanto a las profesiones más solicitadas por los niños valencianos, se clasifican en tres apartados, un 28,9% desea una profesión vinculada al deporte, un 18,6% prefiere trabajos relacionados con el mundo científico y un 8,2% trabajos relacionados con la seguridad. Las niñas prefieren profesiones muy distintas, un 27,8% aspiran a trabajar en temas relacionados con la enseñanza, un 12,4% en profesiones relacionadas con la sanidad y finalmente un 11,3% dedicarían su trabajo al cuidado de los animales.

La mayoría de los niños y niñas eligen la profesión que les apasiona y pocos son los que siguen los pasos de sus padres, tan sólo un 3% aspiran a desarrollar un trabajo idéntico al de sus padres, porcentaje que se da prácticamente igual en niños que en niñas.

El aspecto económico es importante, pero el profesional lo es más, realizar un determinado trabajo que te resulte gratificante y te realice como persona es algo que difícilmente se paga con dinero. Seguro que hay padres que lamentan no haber desarrollado aquellas inquietudes que realmente les motivaban y se encuentran desempeñando una función profesional que se ha convertido en un gran peso que deberán arrastrar toda la vida. Al final el dinero no compensan el bienestar y la felicidad profesional, pero es que el nivel de vida no siempre lo permite.

Más información | Adecco (Pdf)
Foto | Vyacheslav Osokin

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...