Los niños son piezas fundamentales en el marketing

Los niños son piezas fundamentales en el marketing actual, los publicistas y los departamentos de marketing conocen el gran poder de decisión que tienen los niños y cómo logran influir en las compras que realizan los padres, de hecho, incluso los niños de dos años son capaces de reconocer una marca por sus formas y colores.

Un aspecto a destacar sobre la creciente influencia infantil es el tipo de familias, cada vez son más las familias en las que sólo hay un descendiente, hecho que propicia mayor atención por parte de los padres y por tanto, satisfacen más sus deseos. Pero el tema es mucho más complejo de lo que podamos imaginar y los publicistas estudian nuevas estrategias para captar a los niños, ya que se trata de un público muy especial con exigencias distintas a las de los adultos.

Podríamos realizarnos la siguiente pregunta, ¿cuánto influyen nuestros hijos en las compras que realizamos?, para conocer detalladamente la respuesta es necesario recurrir a la voz de los especialistas.

Según los expertos, este es el resultado de la democratización de la familia, la voz y el voto de cada componente familiar cuenta. Este hecho hace que nuestros hijos se impliquen en nuestras decisiones, en nuestras compras… lo cierto es que los niños realizan determinadas elecciones y nosotros las aceptamos como algo normal, siempre que no sean perjudiciales, claro. Además, como decíamos anteriormente, cuando se trata de un único hijo, los padres aceptan todavía más sus deseos..

La democratización familiar ha permitido que los niños crean que tienen todo el derecho a decidir, de ahí que algunos pequeños sufran esas rabietas públicas que dejan a los padres en evidencia, todo porque saben que así conseguirán aquello que desean.

Volviendo al tema de la influencia, muchas campañas publicitarias engloban a los niños, las empresas conocen su poder de decisión en el ámbito familiar, también saben que son el miembro de la familia que menos nociones tiene de economía y más fáciles de conducir al consumismo.

Como dicen algunos expertos, como el profesor de publicidad Víctor Curto de la Universidad Ramón Llull, los productos más caros son aquellos que se encuentran destinados a los niños y la razón es obvia, los niños intentarán que sus padres se los proporcionen y dependiendo de cada caso, los motivos serán diferentes para que los padres cedan, pero el objetivo del menor se verá cumplido. Los países desarrollados son los que sufren en mayor medida el fenómeno de la influencia infantil de los padres, diversos expertos indican que incluso se trata de un fenómeno que va en aumento.

Por el momento, los niños ya saben que influyen en las compras que realizan sus padres, incluso lo manifiestan a través de una encuesta realizada por la empresa Milward Brown, hasta un 73% de los menores que encuestaron, afirman que influyen en las decisiones de sus padres, siendo niños con edades comprendidas entre los 8 y los 12 años. Sería interesante conocer el punto de vista de niños más pequeños y por supuesto, de sus padres.

Los niños son un potencial para un buen número de productos del mercado, ropa, juguetes, calzado, comida, etc., se trata de una situación que en ocasiones genera diversos conflictos, pero lo peor de todo es que los propios expertos indican que los niños comienzan cada vez más pronto a influir en las decisiones de la familia, el consumismo se está adueñando de ellos indudablemente.

Este consumismo necesita un control que deben imponer los padres, ya lo hemos hablado alguna vez, pasar poco tiempo con los niños hace que se intente compensar esta carencia de algún modo y aceptamos buena parte de sus deseos, aceptamos los caprichos consumistas porque al niño le ha hecho gracia el anuncio de un determinado producto, a pesar de que pueda ser más caro, todo para que esté contento. Los padres tenemos que replantearnos nuestra actuación y preguntarnos si es verdaderamente beneficiosa tanta permisión.

Al final podríamos pasar de una familia democrática a una dictadura infantil…

Vía | El País
Foto | Hazem Elmanzalawy

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...