Los niños que viven cerca de establecimientos de comida rápida tienen mayor riesgo de aumentar de peso

Según una investigación publicada en la revista científica Journal of Public Health, los niños que viven cerca de establecimientos de comida rápida en un radio de unos 800 metros, tienen un mayor riesgo de sufrir sobrepeso u obesidad que los niños que viven en lugares más alejados de los locales de fast food.

Fast food

Según los resultados de un estudio desarrollado por expertos de la Universidad del Oeste de Inglaterra (Reino Unido), los niños que viven cerca de establecimientos de comida rápida tienen mayor riesgo de aumentar de peso. Según los autores de la investigación, se trata del primer estudio que muestra un claro vínculo entre la accesibilidad a estos establecimientos, y el riesgo de aumento de peso en niños de cuatro a 11 años de edad.

En la investigación se realizó un seguimiento a 1.577 alumnos de la escuela de primaria del país, a los niños se les proporcionó una “puntuación de accesibilidad a la comida rápida” según lo cerca que se encontraba su lugar de residencia de un fast food o establecimiento de comida rápida. Se constató que la proximidad de la vivienda a estos establecimientos aumentaba el riesgo de sobrepeso u obesidad en los niños de forma significativa, entre el primer y último año de la escuela primaria.

Los expertos comentan que los resultados plantean preguntas importantes sobre el papel que desempeña el entorno alimentario local y su influencia en la dieta de los niños. Explican, además, que es importante comprender las razones que provocan esta relación a fin de poder proteger la salud futura de los niños. La obesidad infantil es causada por muchos factores complejos, ahora se añade otro más, la proximidad de los establecimientos de comida rápida en un radio de unos 800 metros.

Otro dato que se desprenden del estudio es que existe una mayor densidad de este tipo de restaurantes en los barrios que son más pobres, según los datos del Centro para la Investigación de la Dieta y la Actividad de la Universidad de Cambridge, existen 56.638 establecimientos de comida rápida en el país, más de una cuarta parte se concentran en los barrios más desfavorecidos.

Los expertos explican que en última instancia son las personas las que deciden cómo vivir y comer, dado que no se puede prohibir o limitar donde se ubican estos establecimientos es necesario que las autoridades locales y nacionales adopten decisiones que apoyen las condiciones más favorables que permitan a las familias comer de forma más saludable y realizar actividad física regular.

Si sumamos todos los factores que influyen en el sobrepeso y obesidad infantil, podemos comprobar que la lucha contra estos problemas es muy compleja y difícil, muchos aspectos directos e indirectos se deberían cambiar para poder poner freno a la considerada epidemia del siglo XXI, lamentablemente y por el momento, pocos esfuerzos se realizan para ello y, además, no llegan a tener la efectividad esperada debido al resto de condicionantes que permanecen inalterables.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la página web de la revista científica Journal of Public Health.

Foto | pointnshoot

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...