Los niños que siguen la Dieta Mediterránea son menos propensos a desarrollar sobrepeso

Un estudio desarrollado por expertos suecos concluye que los niños que siguen la Dieta Mediterránea son hasta un 15% menos propensos a desarrollar sobrepeso. Pero otro dato que también se desprende es que países no Mediterráneos son los que más siguen la Dieta Mediterránea.

Alimentación infantil

En el Congreso Europeo de la Obesidad que se ha desarrollado en Sofía (Bulgaria), se ha presentado un estudio desarrollado por investigadores de la Academia Sahlgrenska de la Universidad de Gothenburg (Suecia), en el que se concluye que los niños que siguen la Dieta Mediterránea son menos propensos a desarrollar sobrepeso, concretamente un 15% menos que con otro tipo de dietas.

El estudio se ha realizado tomando los datos de ocho países, Suecia, Alemania, España, Italia, Chipre, Bélgica, Estonia y Hungría, los expertos utilizaron los datos del estudio IDEFICS (Identificación y prevención de los efectos sobre la salud y la dieta inducida por el estilo de vida en niños y lactantes), trabajo que fue financiado por la Comisión Europea y en el que durante seis años se estudió el problema del sobrepeso y la obesidad infantil, a fin de proporcionar datos fiables para poder realizar una evaluación a nivel internacional de estos problemas. Los datos que recabaron los investigadores de la Academia Sahlgrenska fueron el peso, la circunferencia abdominal, la altura y el porcentaje de grasa corporal en niños de los 8 países mencionados.

También se realizó una entrevista a los padres de los niños, éstos debían cumplimentar un cuestionario que fue diseñado específicamente para el estudio IDEFICS, se les preguntó sobre la frecuencia de consumo de 43 tipos de alimentos y otros datos relacionados con la alimentación de los niños. El seguimiento de la Dieta Mediterránea se evaluó mediante un sistema de puntos relacionado con los alimentos que forman parte de esta dieta, frutas, verduras, pescado, grano, frutos secos, etc. Cuantos menos alimentos de los descritos se consumían, menor puntuación y por tanto la dieta que seguía un niño más se alejaba de la Dieta Mediterránea.

Una vez localizados los niños que obtuvieron mayor puntuación por comer alimentos habituales de la Dieta Mediterránea, se compararon los datos relativos a la altura, la circunferencia abdominal, etc. Se constató que este grupo de niños tenían hasta un 15% menos probabilidades de sufrir sobrepeso u obesidad en comparación con los niños que no seguían esta dieta o que consumían muy pocos productos relacionados con la Dieta Mediterránea. Sorprendentemente y según los datos obtenidos, quienes la seguían más fielmente eran los niños suecos, a estos les seguían los niños italianos y a la cola se encontraban los niños de Chipre.

Estos resultados demuestran que la Dieta Mediterránea ya no es una característica de los países mediterráneos, es decir, otros países pueden seguirla con mayor rigor, como es el caso de Suecia. Según los expertos, teniendo en cuenta los beneficios que brinda esta dieta en la prevención del sobrepeso y la obesidad, debería formar parte de las estrategias de prevención de la Unión Europea, especialmente en aquellos países en los que se sigue menos. Son muchos los estudios que se han realizado y que muestran el valor y la importancia de que los niños sigan una dieta sana y equilibrada, como es la Dieta Mediterránea, para reducir los índices de obesidad actuales, pero queda mucho por hacer hasta que se extienda en todos los países como parte de la estrategia en la luchar por reducir la denominada epidemia del siglo XXI.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la página de la Universidad de Gothenburg.

Foto | thebittenword.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...