Los niños que realizan deporte de competición deben someterse a un estudio cardíaco

Hacer deporte es algo muy saludable y recomendado, muchos padres apuntan a sus hijos desde temprana edad a practicar fútbol, baloncesto, balonmano, natación, etc., no sólo es un modo de evitar el sobrepeso y la obesidad, también se logra que el niño se desarrolle de forma adecuada.

Pero algo que los pediatras recomiendan muy encarecidamente y que quizá algunos padres desconocen o pasan por alto, es que los niños que realizan deporte de competición deben someterse a un estudio cardíaco.

El hecho de que sean niños y que gocen de un buen estado de salud, no implica que sea recomendable que realicen determinadas actividades físicas, y más si pueden sufrir algún tipo de anomalía cardíaca que les pueda causar un serio problema. Por eso, un chequeo cardíaco es una buena opción para saber si existe algún tipo de contraindicación para practicar determinados deportes.

Los expertos indican que uno de cada cien recién nacidos padece algún tipo de anomalía cardíaca, como puede ser un soplo en el corazón, algo que es frecuente y que termina desapareciendo en la mayoría de casos, aunque no en otros.

Por otro lado existen cardiopatías que no se detectan en el nacimiento del niño y que pueden aparecer años después. Podemos creer que nuestro hijo se encuentra perfectamente porque nació sano y sin ningún problema de estas características, e inscribirlo en algún deporte con la esperanza de que sea una actitud profesional para el día de mañana, como es el caso del fútbol.

Por ello, es recomendable que los especialistas realicen un chequeo cardíaco al niño, evitaremos futuros contratiempos y garantizaremos la salud de nuestro hijo.

Vía | Salud
Más información | Saludalia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...