Los niños que acaban de ser adoptados necesitan revisiones de salud especializadas

Un estudio concluye que los niños que acaban de ser adoptados necesitan revisiones de salud especializadas en todos los niveles, la razón es que en muchas ocasiones no se cuenta con su historial médico. La salud es parte fundamental para que los niños y las familias adoptivas tengan una buena convivencia e integración, de ahí que se le otorgue un gran valor al trabajo que pueden desarrollar los especialistas sanitarios.

Adopción y salud infantil

Según los resultados de una investigación desarrollada por expertos de la Universidad de Louisville (Kentucky) y el Children’s Hospital en Montefiore (Estados Unidos), sea a nivel nacional o internacional, los niños que acaban de ser adoptados necesitan revisiones de salud especializadas. Los investigadores explican que estos niños tienen necesidades únicas de atención médica que deben ser evaluadas con premura.

Las razones argumentadas son que en la mayoría de ocasiones no se cuenta con el historial médico completo de los menores, pueden haber experimentado un trauma, por ejemplo. Así que es necesaria una revisión médica física, mental y de comportamiento. Los expertos explican que en los últimos años se ha aprendido mucho sobre el peso que pueden tener los procesos traumático anteriores a la adopción en su nuevo hogar, en este sentido, los especialistas pueden ser de mucha ayuda y es algo que es necesario transmitir a las familias adoptivas.

Fruto de la investigación, se elaboró una guía en la que se describen las tendencias en la adopción nacional e internacional, se revisan los componentes de la evaluación de salud, la visita previa a la elección, la revisión inicial de la historia clínica, el examen físico inicial y los problemas de salud crónicos, entre otros. En el caso de Estados Unidos, cada año se adoptan unos 120.000 niños, unos 50.000 se realizan a través del sistema de cuidado de crianza temporal, un 50% son adopciones por parte de padres adoptivos y el resto son adoptados por familiares.

Como en muchos países del mundo, la adopción internacional ha estado disminuyendo en los últimos años debido a cambios en las políticas, por preocupaciones sobre prácticas ilegales o poco éticas en los procesos de adopción, por problemas en las transferencias no reguladas de la custodia de niños adoptados, etc. Según los datos, se otorgaron 5.372 visados a niños adoptados en el extranjero en 2016, cifra que en 2015 era de 7.037, y si se compara con los datos de 2014 año en el que se alcanzaron las 23.000 adopciones, supone una caída del 77% en este periodo de tiempo. Como dato adicional se apunta que, en 2016 el mayor número de niños adoptados procedían de China, la República Democrática del Congo y Ucrania.

Los investigadores comentan que aunque las adopciones internacionales han disminuido, los casos de complejidad médica han aumentado, se han detectado varios casos de problemas médicos no diagnosticados. Llevar a cabo un proceso de adopción sin contar con los registros revisados por un especialista en adopción internacional puede ser peligroso, la atención médica fragmentada se puede manifestar de muchas maneras que pueden malinterpretarse.

Por tanto, una evaluación médica integral puede confirmar o aclarar los diagnósticos médicos, incluidos los problemas de salud bucal, problemas de desarrollo y problemas de comportamiento, pudiendo ser necesario tener que realizar varias visitas para analizar los resultados, derivar a los niños a otros especialistas, etc. Los investigadores comentan que es necesario abordar problemas a los que se pueden haber enfrentado los niños, pobreza, atención prenatal inadecuada, desnutrición, exposición a drogas o alcohol, abuso infantil, etc.

Estos niños necesitan una atención especializada y los médicos deben proceder paso a paso, siendo conscientes de las señales del niño y brindar tranquilidad durante todo el proceso del análisis médico. También es necesario abordar otros problemas como las rabietas, la agresión, los problemas de sueño o los problemas de alimentación, desarrollando estrategias para solucionar estos problemas.

Los expertos comentan que incluso los niños de acogida pueden no haber tenido nunca una evaluación de salud integral. El compromiso de la adopción es muy alto, es un cambio de vida tanto para el niño como para la familia, y en esta transición médicos y otros especialistas en salud pueden ser de gran ayuda para niños y familias adoptivas. Sería interesante saber si en España ocurre lo mismo o si, por el contrario, se llevan a cabo todos los análisis médicos necesarios y un seguimiento sanitario adecuado.

Podéis conocer más detalles de este tema a través de este artículo publicado en la Academia Nacional de Pediatría, y en este artículo publicado en la revista médica Pediatrics.

Foto | PuppiesAreProzac

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...