Los niños plasman sentimientos en sus dibujos

Cuando los niños pintan y dibujan dejan plasmados en esos trabajos sus sensaciones y sentimientos respecto a la vida en su hogar, su entorno y su familia, lo que convierte esos dibujos en herramientas fundamentales para interpretarlos.

Mucha atención se le debe prestar a las formas de expresión que tienen los niños, siendo una de las principales el dibujo, en los que son capaces de plasmar no lo que ven como muchos piensan, sino en cambio lo que sienten en relación a su vida, su familia y su entorno, siendo una valiosa puerta para interpretar sus sentimientos, si son felices y se sienten bien.

Los dibujos y pinturas de los niños revelan por lo tanto mucho sobre su mundo interior, y ese será precisamente el tema a tratar en el marco de una conferencia multitudinaria en la que se darán cita psicólogos y especialistas en el tema en la Universidad Mayor de San Andrés, entre el 15 y el 27 del corriente mes de abril.

Se trata de un evento patrocinado por el Instituto Superior de Bellas Artes en coordinación con la Dirección Departamental de Educación, y lo que se busca es ofrecer nuevas herramientas en la interpretación de los niños que llegan a consulta en todos los aspectos.

Se trata de un curso dirigido tanto a expertos como a profesores de nivel inicial y primaria, para que aprendan de forma efectiva a analizar correctamente los dibujos e interpretar lo que los niños sienten y plasman en sus trabajos de forma natural y despreocupada, ya que serán grandes bases para sus tratamientos.

Zayda Quisbert de Encinas, docente del ISBA, expresa:

“Hay un proceso en la enseñanza del dibujo, es bien interesante porque empiezan a hacer sus garabatos, desordenados, luego ya controlan, y así; antes se decía que el niño iniciaba la etapa del garabateo al año y ocho meses pero he comprobado que algunos empiezan al año y dos meses”…”Ahí está su casa, sus gradas, y se ve que el niño está junto a su hermano jugando, incluso se puede apreciar que hay perspectiva aérea porque está una pantalla, el teclado y está agarrando los mandos para jugar. Los niños cuando necesitan apoyo se dibujan en un extremo de la hoja, cuando hay equilibrio se dibujan en el centro”.

Es importante guardar y atesorar los dibujos de los niños, sobre todo en los casos en los que se presentan problemas de conducta o etapas de estrés, para que los expertos en el campo puedan interpretar sus sensaciones y ayudarlos a crecer sanos y felices.

Vía | La Patria en Linea
Foto | by_anita

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...