¿Los niños pequeños deben beber té?

En el Reino Unido muchos niños de edad preescolar toman té, existen dos posturas sobre el tema, quienes consideran que es perjudicial y quienes creen que el té ofrece beneficios a los niños, la pregunta sigue en el aire, ¿Los niños pequeños deben beber té?

Té para niños

Parece que la gran pasión que tienen los habitantes del Reino Unido por el té alcanza hasta los más pequeños, pero algunos investigadores explican que el té en los niños puede provocar la aparición de manchas en los dientes, anemia por la interferencia en la absorción del hierro, deficiencia de calcio y desarrollo lento. Otros investigadores apuestan por la moderación, es decir, que los niños tomen té de vez en cuando resulta beneficioso, ayuda a los dientes, facilita la concentración, hidrata el organismo y contribuye al desarrollo social.

La cultura del té se introduce en los niños a una pronta edad, algunas familias incluso le dan té a sus hijos de seis meses de edad, pocos sorbos, pero ya les van introduciendo para que se aficionen a la bebida nacional. Claro, que esto puede ser incluso un problema, niños de seis años van a la escuela habiendo tomado un par de tazas de té en el desayuno, otros con cuatro años de edad lo toman con azúcar y leche. Más de un lector ha planteado la pregunta ¿Los niños pequeños deben beber té?

Si pueden tomar té, pero hay mejores bebidas que son mucho más saludables y acordes a la edad. El té contiene cafeína, claro, que esta sustancia también está presente en los refrescos de cola o el chocolate. En cualquier caso, la cafeína no es recomendable para los niños pequeños y mucho menos si se abusa de su ingesta, los niños no la toleran tan bien como los adultos y puede provocarles problemas como dolor de cabeza, nerviosismo, hiperactividad, dificultad para dormir o concentrarse, etc. Algunos lectores pueden atribuir estos problemas también al chocolate y a los refrescos por su contenido en cafeína, por lo que quizá no se debería ofrecer ninguno de estos productos a los más pequeños.

En este artículo hablan del caso de una madre británica con tres hijos que son apasionados del té, evidentemente la madre les ha introducido en esta bebida. Desde los dos años de edad los pequeños han disfrutado por la tarde de una taza con leche y azúcar acompañada de un par de galletas, la madre explica que es costumbre en el norte de Inglaterra que los niños pequeños beban té. Parece que este es un tema de debate en el país, algunos padres consideran que no deben beber té y menos si los pequeños son felices con la leche, el zumo de frutas o el agua, no hay porque introducir esta bebida de adultos en la alimentación de los más pequeños. El país está dividido en esta cuestión, dependiendo de la región está mal visto que los niños pequeños beban té, además se cuenta con el respaldo de dietistas que advierten de los problemas indicados al principio, como las complicaciones para que el organismo absorba el hierro.

Algunos estudios científicos muestran que tomar un par de tazas de té al día (como el ejemplo antes citado) contribuye a la reducción de la asimilación del calcio, no es un problema para un adulto que disfrute de una dieta sana y equilibrada, pero sí lo es para un niño en pleno desarrollo. Por el contrario, otros expertos como el asesor dental de la Fundación Británica de Salud Dental, aseguran que el té es beneficioso para el esmalte dental ya que contiene flúor que remineraliza y endurece los dientes, tanto en bebés como en adultos. Sin embargo, apunta que añadir azúcar no es recomendable y que los posibles beneficios de la bebida desaparecen.

Otros estudios concluyen que la ingesta diaria de dos tazas de té en niños pequeños no tiene ningún efecto negativo, apuntan que la cantidad de cafeína que aportan las dos tazas podría resulta beneficiosa, favoreciendo la concentración y el rendimiento físico. También se tiene en cuenta la cantidad de flavonoides que el té contiene y que son beneficiosos para la salud, en definitiva, se recomienda que los niños de preescolar tomen té. De todos modos y ante las dos posturas existentes, sería interesante que se realizara un estudio en profundidad por la EFSA o la FSA para determinar si es o no beneficioso que los niños pequeños tomen té, ya que algunos estudios han estado subvencionados por organismos y empresas relacionadas con su producción o venta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...