Los niños obesos tienen valores más elevados de las hormonas reguladoras del estrés

Una investigación determina que los niños obesos tienen un nivel más elevado de hormonas reguladoras del estrés que los niños que tienen un peso normal, concretamente se alude a la hormona esteroidea liberada al organismo como respuesta al estrés.

Obesidad infantil

Hace un par de años nos hacíamos eco de un estudio en el que se concluía que los niños con estrés crónico tienen más riesgo de sufrir obesidad. Los investigadores explicaban que el estrés provocaba que los niños tuvieran más dificultades para controlar sus emociones y conducta, lo que incrementa el riesgo de sufrir una conducta compulsiva a la hora de comer. Hoy conocemos un nuevo estudio desarrollado por el Hospital Infantil Erasmus MC-Sophia (Países Bajos), en el que se concluye que los niños obesos tienen valores más elevados de las hormonas reguladoras del estrés que los niños con un IMC normal.

Según los investigadores, estos resultados son sorprendentes, niños de tan sólo ocho años de edad que padecen obesidad, presentan valores más elevados de cortisol, una hormona esteroidea (esteroide que actúa como una hormona) que se libera en el organismo como respuesta al estrés y a un bajo nivel de glucocorticoides en sangre, hormonas que están implicadas en la regulación del metabolismo de los carbohidratos, grasas y proteínas, además estas hormonas son muy importantes para que el organismo pueda resistir las situaciones de estrés.

En la investigación, los expertos realizaron una medición en 40 niños con edades comprendidas entre los 8 y los 12 años, del índice de cortisol a través del cuero cabelludo, en este enclave se refleja la exposición a largo plazo de la hormona, siendo un biomarcador del nivel de estrés. Los niños se dividieron en dos grupos, en el primero 20 sufrían obesidad, el segundo estaba formado por niños con un peso normal. Los resultados no daban lugar a dudas, la concentración de cortisol en los niños obesos era mucho más elevada que en los niños no obesos.

Según los resultados del estudio, aparecen nuevas preguntas que propiciarán el desarrollo de nuevas investigaciones, los expertos desconocen si los niños que padecen obesidad sufren un estrés más psicológico o si por el contrario, su organismo manipula las hormonas del estrés de un modo diferente. A todo esto y según el primer estudio del que hablábamos, se podrían formular otras preguntas, ¿los niveles elevados de las hormonas reguladoras del estrés estaban presentes antes de que el niño sufriera obesidad?, ¿existe una relación directa entre el primer estudio y el nuevo estudio que presentan los investigadores de los Países Bajos?

Lo que parece evidente es que existe una estrecha relación entre las hormonas del estrés y la obesidad infantil, sería interesante constatar que también se produce esta relación con el sobrepeso. Para los investigadores es importante seguir trabajando en el tema y esclarecer la relación, ya que podría mejorar la comprensión de la obesidad infantil y se podrían desarrollar nuevas estrategias para tratar la obesidad. A esto hay que añadir que un valor elevado de cortisol no sólo afecta al IMC, también puede provocar otros problemas de salud con una exposición continuada, podéis conocer más detalles a través de Wikipedia.

No tardaremos en conocer los resultados de las nuevas investigaciones que se desarrollen, de momento podéis consultar todos los detalles de este estudio que muestra la asociación entre obesidad y estrés a través del artículo publicado en The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism.

Foto | Colros

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...