Los niños obesos metabolizan los fármacos de forma distinta

Medicamentos infantiles

Un estudio realizado por especialistas de la Universidad de Minnesota (Estados Unidos) concluye que los niños obesos metabolizan los fármacos de forma distinta a como los metabolizan los niños con un peso adecuado. Se trata del primer estudio interesante que puede arrojar luz a la hora de ofrecer un tratamiento farmacológico a los niños con sobrepeso y obesidad.

El estudio se centró en la metabolización que realizaba el organismo de 16 niños con un peso adecuado y 9 niños que sufrían obesidad, todos ellos con edades comprendidas entre los 6 y los 10 años. Concretamente se analizó cómo actuaban en el organismo la cafeína y el dextrometorfano, este último componente presente en el jarabe expectorante contra la tos denominado Robitussin. Los investigadores manifiestan que se sabe desde hace años que en adultos, la metabolización es diferente en obesos y personas con peso normal pero hasta la fecha existía muy poca información que demostrará que este problema también se reproduce en la infancia (aunque posiblemente ya se intuía).

Sin las pruebas oportunas, la dosificación que se realiza de los fármacos puede ser errónea cuando existe un caso de sobrepeso u obesidad infantil, de hecho, los expertos reconocen que en ocasiones, para identificar la dosis más adecuada, deben basarse en los métodos experimentales y en los errores que se producen, evidentemente no es la forma más adecuada para administrar tratamientos, pero ha sido la única viable ante la falta de datos sobre las diferentes formas de metabolización.

Volviendo al estudio publicado en Physorg, los expertos determinaron que el fármaco se metabolizaba a un ritmo diferente en ambos grupos de niños, un primer paso al que le sucederán el conocimiento sobre cómo se distribuye el fármaco en el organismo y cómo se elimina según se sufre o no obesidad. Por otro lado, también se indica la necesidad de realizar nuevos estudios que definan la actividad enzimática responsable de metabolizar otros fármacos, ya que posiblemente los resultados obtenidos con el Robitussin puedan darse en otros medicamentos.

De este modo se podrán ajustar las dosis y los resultados serán mucho más satisfactorios al minimizarse los efectos secundarios o la ineficacia de fármacos, que en niños con peso adecuado sí son efectivos. Queda mucho por investigar pero el primer paso ya se ha dado, los resultados del estudio se han presentado en la reunión anual de la Sociedad Americana de Farmacología y Terapéutica Experimental, pronto conoceremos el desarrollo de nuevos estudios para mejorar los tratamientos farmacológicos en los niños que sufren sobrepeso u obesidad.

Foto | Woodleywonderworks

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...