Los niños influencers no deben promover alimentos y bebidas poco saludables en YouTube

Los resultados de una investigación apuntan que los niños influencers no deben promover alimentos y bebidas poco saludables en YouTube, advierten que su gran influencia afecta directamente a la dieta de los más pequeños y de las familias en general, por lo que piden regulaciones más estrictas.

Influencers infantiles en YouTube

Según los resultados de una investigación realizada por expertos de la Universidad de Nueva York (Estados Unidos), se produce un asombroso nivel de exposición a los alimentos y bebidas poco saludables en los videos de YouTube, por lo que solicitan a la Comisión Federal del Comercio del país que endurezca las regulaciones para evitar esta situación.

De las conclusiones del estudio se desprende especialmente que los niños influencers no deben promover alimentos y bebidas poco saludables en YouTube o en otras redes sociales, los expertos aseguran que a medida que estos niños se vuelven más ubicuos, se necesitan acciones federales y estatales para proteger a la infancia, advirtiendo, además, que quizá son necesarias nuevas regulaciones y mecanismos de aplicación, que frenen el denominado marketing en evolución.

Preocupa la creciente prevalencia de personas influyentes en YouTube con edades comprendidas entre los 3 y 14 años y cómo difunden mensajes nada positivos relacionados con los alimentos y bebidas poco saludables. Preocupa la limitación de regulaciones e intervenciones existentes cuando se trata de la población infantil, los expertos argumentan que este tema parece ser ignorado, probablemente algo propiciado por el lobby de la industria alimentaria que ejerce un gran poder en el ámbito político.

Los investigadores comentan que muchas tácticas de influencia de los niños como, por ejemplo, la capacidad de generar sentimientos de confianza, difundir el contenido con la publicidad y el uso de la venta de productos de las marcas patrocinadoras, se pueden calificar como actos y prácticas injustas o engañosas dirigidas a los niños, al menos así se determina en las leyes federales y estatales de protección del consumidor, aunque parece que son ignoradas.

Centrándose sobre todo en YouTube, los expertos comentan que la Comisión Federal de Comercio (FTC) no es coherente, ya que otros medios tienen prohibido este tipo de promociones, prohibiciones que deberían aplicarse en todos los medios y canales de comunicación. Además de pedir a la FTC y a los reguladores que endurezcan la supervisión de los niños influencers en YouTube, los investigadores solicitan a los pediatras que alienten a los padres a limitar el tiempo de exposición de los niños a las pantallas e invitan a los padres a que denuncien en la plataforma el marketing disfrazado de entretenimiento.

Se realiza esta llamada a la acción en un momento en el que muchas marcas de alimentos y bebidas han incrementado significativamente la publicidad online, en respuesta al creciente uso de las redes sociales y otras plataformas por los consumidores. Dado el significativo alcance que tiene YouTube y en especial los niños influencers en esta plataforma, los investigadores consideraron necesario examinar el grado en que, en este tipo de medios sociales, se promueven los alimentos y bebidas poco saludables, que podrían dar forma a las decisiones de la dieta que siguen las familias y en especial los más pequeños.

En Europa las regulaciones son más estrictas, pero se sigue infringiendo la legislación sobre publicidad, prueba de ello es que cada año se realizan cientos de denuncias por este tipo de prácticas que pretenden captar la atención de los niños para que consuman alimentos y bebidas poco saludables. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista Pediatrics.

Foto | Andrew Perry

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...