Los niños españoles son los más adictos de Europa a Internet

Según un estudio elaborado por Kelisto, los niños españoles son los más adictos de Europa a Internet, hasta un 21’3% de los niños con edades comprendidas entre los 4 y 16 años, podrían desarrollar la adicción a internet, porcentaje que duplica la media europea.

Adiccion a internet

Un estudio elaborado por el comparador de precios Kelisto, concluye que los niños españoles son los más adictos de Europa a Internet. Los responsables del estudio advierten que una exposición desmesurada a la red puede derivar en una adicción, explican que el 21’3% de los más de 4 millones de niños con edades comprendidas entre los 4 y 16 años que se conectan a la red, podrían desarrollar esa conducta adictiva, este porcentaje duplica la media europea establecida en un 12’7%.

En el estudio se destaca que si un niño pasa más de 18 horas semanales jugando al ordenador, tiene más de 500 amigos online o permanece unas 14 horas en las redes sociales, son signos de que está sufriendo una adicción a internet. Según las cifras antes facilitadas, unos 857.000 niños están en riesgo y más de 60.000 adolescentes ya tienen una conducta adictiva, han perdido el control del uso de la red y descuidan las relaciones sociales, no realizan actividades escolares y terminan aislándose en el mundo virtual.

La vuelta al cole ha motivado este estudio y a partir de los resultados, Kelisto ha elaborado una serie de consejos a fin de que los padres preocupados puedan controlar el comportamiento de sus hijos en internet y poder garantizar su seguridad. A continuación os transcribimos estos consejos, muchos de ellos ya los hemos mencionado en ocasiones anteriores en el blog.

1. Revisa las funcionalidades de todos los equipos

Antes de adquirir cualquier gadget para los más pequeños, mira sus especificaciones y funcionalidades. Un artículo que parece ser sólo un mp3 puede ser un punto de acceso a Internet.

2. Utiliza un software de control parental

Sistemas operativos como Windows poseen una serie de controles parentales, que deben ser activados y configurados correctamente, y que permiten limitar y controlar el uso que los menores hacen de Internet. Si el software que utilizas en tu ordenador no incluye control parental, existen programas específicos desarrollados por las compañías de seguridad que podrías instalar en tu ordenador.

3. Protege los equipos con contraseñas

Instalar un password de acceso a los equipos te permitirá controlar qué dispositivos usan tus hijos para entrar a Internet.

4. Crea diferentes cuentas en el ordenador

Estableciendo distintos usuarios y haciendo que el niño se conecte con su cuenta y acceda a su propio perfil, conseguiremos que pueda utilizar el ordenador con su propio escritorio y su propia carpeta de “mis documentos”, lo que evitará accesos a programas o archivos no deseados. Lo más acertado es que el adulto tenga una cuenta de administrador del equipo (con control completo sobre el ordenador) y que el niño tenga una de “usuario con limitaciones”, que generalmente no puede cambiar la configuración del sistema, ni instalar un nuevo hardware o software, juegos, reproductores de música o programas de chat.

5. No compartir información personal

Controla los datos personales que solicitan las páginas infantiles para niños y presta atención a aquellas que piden información personal. Habla con tu hijo para hacerle ver los peligros que tiene facilitar determinados datos de forma pública. Adviértele también ante los sorteos y promociones estafa y recuérdale que nadie le va a regalar algo porque sí o sólo por introducir sus datos personales.

6. Enlaces desconocidos

Es frecuente recibir enlaces a través del correo electrónico o en redes sociales en los que nos invitan a pulsar para recibir una información determinada. Es aconsejable avisar al niño de que no pulse sobe ningún link cuya procedencia no resulte conocida, y que siempre pregunte a un mayor antes de hacerlo.

7. Limita las descargas

Los juegos, la música gratuita, las barras de herramientas animadas, las aplicaciones infantiles y otras descargas a priori atractivas para los niños pueden llenar tu ordenador de spyware o software malicioso. Dependiendo de la edad del niño se le puede enseñar que no debe bajar nada de fuentes no fiables en Internet o pedirle que no descargue nada sin el consentimiento de un adulto.

8. Uso de chats y programas de mensajería

Los chats, las redes sociales y los servicios de mensajería instantánea pueden ser canales que los niños utilicen para compartir intereses y consolidar sus amistades. Sin embargo, el anonimato de Internet puede poner a los más pequeños en peligro de ser víctimas de impostores. Para minimizar su vulnerabilidad, enséñales a tomar este tipo de precauciones:

a. Usar siempre un nick para identificarse, no su nombre personal
b. Nunca proporcionar el número de teléfono o dirección
c. Nunca enviar fotografías suyas
d. Nunca quedar con alguien a quien no conoce

Para prevenir que los niños puedan entrar en contacto con personas desconocidas a través de programas de mensajería instantánea se recomienda configurar el software para que sólo los contactos que hayan sido aprobados por un adulto puedan relacionarse con ellos.

1. Uso de redes sociales

A pesar de que plataformas como Facebook son muy populares entre los más jóvenes, recuerda que legalmente en España es necesario tener 14 años para poder abrir un perfil en cualquier red social. Si aun así tus hijos utilizan Facebook o cualquier otra red, explícales correctamente los riesgos que implica y recuérdales que no compartan información personal ni acepten amistad de personas que no conocen. Ayúdales a configurar la privacidad de su perfil.

2. Controla el uso de videoconsolas

Las consolas más modernas incluyen conexión a Internet, por lo que es importante que también limites su utilización y controles los contenidos a los que pueden acceder los niños a través de ellas. Algunos dispositivos como Xbox 360 vienen con sistemas de control parental instalados. Revisa también la edad mínima recomendada para cada videojuego, para que cada niño sólo juegue a títulos adecuados para su edad.

3. Actúa ante cualquier irregularidad

Si crees que tu hijo o cualquier menor está peligro en Internet acude a la Policía, a la Guardia Civil o a la línea de denuncia de organismos como Protégeles y denuncia la situación. De manera similar pon en conocimiento de las autoridades cualquier contenido inapropiado que encuentres en Internet.

El estudio es bastante completo, nos muestra una tabla del total de niños con adicción y riesgo de adicción a internet en España, algunas cifras sorprenden, casi 103.000 niños de cuatro años de edad están embarcados en esta tabla y salvo los niños de cinco años de edad cuya cifra es la más baja (93.189), en el resto, el número de niños internautas crece paralelamente a la edad.

En esta investigación se destaca que las niñas españolas con edades entre 10 y 15 años se conectan más a la red que los niños, por lo que es la población de mayor riesgo y se elimina la percepción de que son los niños los que más utilizan internet. En fin, os recomendamos leer este estudio para conocer con detalle cuál es la situación de la infancia española en el uso de la red. De todos modos, recordemos que hace unos meses, otro estudio apuntaba que la mayor parte de los niños entran en internet todos los días para jugar y ver vídeos.

Foto | Andrew Stawarz

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...