Los niños de preescolar reconocen con más facilidad las marcas de alimentos poco saludables

Una investigación muestra que los niños de preescolar reconocen con más facilidad las marcas de alimentos no saludables que las marcas de alimentos saludables, lo que prueba hasta qué punto el marketing publicitario moldea las preferencias y gustos alimentarios de los niños y de las familias en general.

marketing publicitario

Una investigación desarrollada por la Universidad College Dublin, concluye que los niños de preescolar reconocen con más facilidad las marcas de alimentos poco saludables que las marcas de alimentos saludables. El estudio se centró en el desarrollo del conocimiento en los niños, de las marcas de alimentos y bebidas que aparecen habitualmente en televisión.

En la investigación participaron 172 niños irlandeses con edades comprendidas entre los 3 y los 5 años, a los pequeños se les mostraron nueve logotipos de marcas de alimentos y bebidas saludables y poco saludables, posteriormente se pidió a los niños que los identificaran y que explicaran de qué tipo de alimento o bebida se trataba. Los resultados muestran que los niños tenían un alto nivel de reconocimiento de las marcas de productos poco saludables, aunque todavía no eran suficientemente capaces de recordar de qué alimentos o bebidas se trataba.

Los investigadores explican que los resultados obtenidos muestran que el conocimiento está ligado a sus hábitos televisivos y a los hábitos alimenticios de sus padres. Apuntan que es necesario mirar en el entorno del marketing a nivel general, no sólo en televisión, ya que todo el conjunto es responsable de moldear los hábitos alimentarios que tendrán los niños y las familias en general. Los expertos explican que el marketing publicitario tiene efecto sobre los padres, éstos eligen los alimentos y bebidas para ellos y para sus hijos.

Teniendo en cuenta que los padres son la piedra angular en la alimentación infantil, es importante que los padres reciban educación nutricional para que elijan los alimentos saludables y obvien esos productos que se consideran poco saludables. Los expertos consideran que también es muy importante educar sobre alimentación a los niños desde que están en la guardería (básicamente están solicitando una asignatura de nutrición), mostrándoles qué productos no son recomendables para el organismo como parte de la estrategia para hacer frente a la cantidad de publicidad de alimentos poco saludables que consumen. Recomiendan encarecidamente a raíz de los resultados, restringir la publicidad de los productos saludables más allá de la televisión, que los programas de prevención contra la obesidad infantil se hagan extensibles especialmente a los padres y desde antes de que los niños cumplan los tres años de edad.

Volviendo al estudio, los investigadores explican que a medida que el conocimiento de la marca se consolida, los niños solicitan más los productos. Hay que tener en cuenta que los pequeños ya identificaban las marcas de alimentos poco saludables a una edad muy temprana, según los expertos a los 3 o 4 años de edad es cuando el conocimiento de marca avanza de forma significativa. Al respecto os recomendamos retomar la lectura del post La publicidad que los niños ven marca la conducta consumista en edad adulta, un estudio desarrollado en Estados Unidos examinaba el impacto que tiene el marketing publicitario en la infancia y cómo afecta en edad adulta.

Ya hace varios años que se sabe que los niños son piezas fundamentales en el marketing, los publicistas trabajan para lograr captar futuros consumidores y a juzgar por los resultados, lo consiguen satisfactoriamente, lástima que el esfuerzo lo hacen especialmente las empresas que fabrican alimentos y bebidas poco saludables.

Podéis conocer más detalles del estudio a través de este artículo publicado en la revista científica Appetite.

Foto | Axel Bührmann

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...