Los niños de ocho años pueden tirar petardos en Valencia

El Consell del Gobierno de Valencia ha rebajado las exigencias contempladas en las legislaciones española y europea en lo que respecta a pirotecnia y uso infantil, la finalidad es que no se desluzcan los espectáculos de fuegos artificiales que son tradicionales de esta comunidad. El Gobierno de Valencia ha aprobado mediante decreto unas nuevas condiciones en el uso de petardos, ahora los niños de ocho años pueden tirar petardos en Valencia, algo que en la legislación nacional y europea está prohibido y que marca la edad mínima establecida a partir de los 12 años de edad. Así mismo, los cohetes podrán ser manipulados por niños de 10 años, las normativas indican que la edad para poder manipular este tipo de productos pirotécnicos es de 16 años.

Los niños de ocho años pueden tirar petardos en Valencia, pero indudablemente los padres son los responsables y son los que decidirán y autorizarán a sus hijos a tirarlos. Una de las condiciones que se exige para el permiso es que los padres cuenten con la información adecuada sobre riesgos y prevención a fin de evitar que se produzcan accidentes. Hay que decir que a pesar de todas las medidas que se aplicaban hasta el momento, todos los años se producen accidentes a causa de los petardos y el riesgo se agrava cuando los niños son más pequeños.

Según leemos en el portal de la Generalitat de Valencia en una nota de prensa de Consumo, “ Los petardos se dividen en tres categorías según la edad: Categoría I (edad mínima de uso 12 años); Categoría II (edad mínima 16 años) y Categoría III (edad mínima 18 años). En este sentido, la normativa prohíbe la venta y adquisición de petardos a menores de 12 años.” Sin embargo en una nota de prensa del día anterior a la citada, podemos leer el comunicado de la aprobación por decreto de las nuevas normas.

Claro, que los niños de ocho años pueden tirar petardos en Valencia, pero no cualquier petardo, sólo podrán utilizar aquellos catalogados como de muy baja peligrosidad, bombetas, petardos pequeños o bengalas, productos que se han fabricado sabiendo que las consecuencias en el caso de accidente serían mínimas o nulas.

El cambio en la legislación posiblemente tendrá consecuencias, aunque en el artículo de Diario Información no se habla de ello, en el decreto se habla del carácter religioso, cultural o tradicional de las manifestaciones festivas de la Comunidad Valenciana que hacen uso de la pirotecnia, citando a las Fallas, las Hogueras de San Juan, las fiestas de la Magdalena de Castellón, la Cordà o las fiestas de Moros y Cristianos, como fiestas que se excluyen de la normativa europea sobre artículos pirotécnicos.

Se consideran fiestas tradicionales de la Comunidad Valenciana, las fiestas mayores, patronales o de barrio y en ellas los niños de ocho años podrán tirar petardos. La actitud de los padres es muy importante y la responsabilidad civil es de ellos, educar y concienciar a los niños para que únicamente utilicen aquellos productos pirotécnicos es fundamental, pero siempre se da el caso de que algunos niños quieren tirar petardos más grandes y consiguen su objetivo. Esperemos que este cambio de legislación no traiga como consecuencia un mayor número de accidentes infantiles.

Foto | Miguel Rebollo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...