Los niños con TDAH tienen mayor riesgo de comer de forma compulsiva

Una nueva investigación muestra que los niños que sufren trastorno de hiperactividad y déficit de atención (TDAH), tienen mayor riesgo de sufrir un trastorno alimentario denominado Síndrome LOC-ES, que les provoca comer de forma compulsiva.

Síndrome LOC-ES

Según un estudio realizado por expertos del Hospital Johns Hopkins Children’s Center (Estados Unidos), los niños que sufren trastorno de hiperactividad y déficit de atención (TDAH), son significativamente más propensos a sufrir un trastorno alimentario denominado Síndrome LOC-ES, similar al síndrome del comedor compulsivo y que se suele diagnosticar en adultos.

Los investigadores sugieren que existe un mecanismo biológico común que vincula los dos síndromes, por lo que se podría desarrollar un tratamiento que fuera efectivo contra ambos. Generalmente los niños con TDAH pueden perder peso durante el tratamiento farmacológico, pero en ausencia del tratamiento, algunas investigaciones muestran que son más propensos a sufrir sobrepeso y obesidad.

Evidentemente se conoce la causa por la que los niños aumentan de peso (comen sin control), pero no el mecanismo biológico que desencadena no poder tener control sobre el apetito y la cantidad de comida que se consume.

El objetivo del estudio era examinar la asociación entre ambos síndromes y el déficit de control que tienen los niños con TDAH, también querían determinar el grado de prevalencia que existía entre los niños que padecen el trastorno de hiperactividad y déficit de atención, con el riesgo de sufrir LOC-ES. En esta investigación participaron 79 niños con edades comprendidas entre los 8 y 14 años, tras diagnosticar o descartar el TDAH, los niños fueron sometidos a diferentes pruebas neuropsicológicas para poder calibrar la capacidad de control que tenían.

Los resultados no dejan lugar a dudas, los niños diagnosticados con RDAH tenían hasta 12 veces más riesgo de sufrir LOC-ES en comparación con los niños que no sufrían este trastorno. Por otro lado, también se constató que aquellos niños que sufrían sobrepeso u obesidad y además tenían el síndrome LOC-ES, tenían hasta siete veces más probabilidades de sufrir TDAH, en comparación con los niños con sobrepeso u obesidad que no tenían el trastorno alimentario.

A raíz de los resultados obtenidos en los que se concluye que los niños con TDAH tienen mayor riesgo de comer de forma compulsiva, se apunta que es necesario realizar nuevas investigaciones para intentar esclarecer cuál es la conexión subyacente entre comer de forma compulsiva y sufrir el trastorno de hiperactividad y déficit de atención. Además se aconseja trabajar para desarrollar nuevos tratamientos orientados a los niños que sufren el trastorno alimentario y TDAH. Seguramente los nuevos estudios arrojarán algo más de luz sobre esta relación y quizá se logre desarrollar un tratamiento común que pueda tratar el LOC-ES y el síndrome del comedor compulsivo.

Podéis conocer más detalles de la investigación a través de este artículo de la página web del Hospital Johns Hopkins Children’s Center y en este otro artículo publicado en la revista International Journal of Eating Disorders.

Foto | Popofatticus

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...