Los niños con buenos hábitos alimentarios son mejores estudiantes

Los expertos argumentan que los niños con buenos hábitos alimentarios son mejores estudiantes, tienen un mayor rendimiento intelectual y sufren menos problemas de salud. Es necesario inculcar en los pequeños, y desde un primer momento, los hábitos y pautas saludables de alimentación, así los explica Rocío Ramos-Paúl.

Hábitos alimentarios saludables

Expertos como Rocío Ramos-Paúl, también conocida como la Supernanny española, nos explican que los niños con buenos hábitos alimentarios son mejores estudiantes, o al menos tienen muchas más posibilidades de serlo que otros niños que no sigan una dieta sana y equilibrada. Por ello, incide en la necesidad de instaurar en la infancia desde una pronta edad los hábitos saludables de alimentación, mejorará la capacidad intelectual, la salud y la calidad de vida de los niños en general.

Hablando de este tema, es interesante retomar la lectura del post El consumo de frutas y verduras mejora el rendimiento intelectual de los niños. Un estudio desarrollado en la Universidad de Alberta mostraba la relación entre rendimiento intelectual y alimentación, concluyendo que la tasa de mejores notas era para aquellos niños que consumían productos con pocas calorías y además en su dieta abundaban las frutas y verduras. Lo cierto es que la relación dieta sana e inteligencia infantil se ha tratado en numerosos estudios y los resultados han sido siempre similares, no queda lugar a dudas de que la alimentación es clave en la educación de los niños.

Rocío Ramos-Paúl explica que hasta el 40% de los niños tienen problemas a la hora de comer, por lo que en primer lugar es interesante detectar si esos problemas están relacionados con alguna enfermedad, para ello nada mejor que acudir al especialista médico. Si no es por una enfermedad, esos problemas podrían tener como raíz el deseo de los menores de llamar la atención de sus padres, aunque también podríamos decir que los problemas de alimentación pueden tener relación con la educación y pautas nutricionales llevadas a cabo por los padres, no obligar a que los niños desayunen de forma correcta, limitar la variedad de alimentos, abusar de las comidas preparadas, etc.

Según la experta, en el caso de que los problemas sean causados por intentar llamar la atención, es importante que los padres actúen e inculquen a los niños el hábito de sentarse a comer. Si el niño no quiere comer, recomienda no hablar continuamente del tema, que se ponga la mesa intentando que esté sentado a ella en un periodo de 20-40 minutos, posteriormente se deberá pasar a realizar otra actividad. Rocío explica que hay que trabajar desde una pronta edad y evitar actitudes como distraer a los niños con juegos para que coman, quizá se puede conseguir que coma pero se evita que aparezca la sensación de saciedad en los niños y pueden ser en un futuro obesos, por comer en exceso.

Desde el primer momento hay que enseñar a los niños a tener un horario para las comidas e ir ajustándolo progresivamente al horario de la comida de los adultos. Introducir nuevos alimentos, dar ejemplo comiendo productos frescos y sanos, etc., de todos estos consejos hemos hablado en Pequelia en muchas ocasiones. Cada niño es un mundo y no existe una receta mágica que pueda ser aplicada a todos por igual, en el caso de que existan muchas dificultades y no se puedan instaurar los hábitos y pautas de alimentación en los niños, será interesante recurrir a la ayuda de un especialista.

Con una alimentación sana en la infancia, se reciben todos los nutrientes necesarios para un buen desarrollo físico e intelectual. A través de este artículo podréis conocer más detalles sobre lo que nos explica Rocío Ramos-Paúl.

Foto | MiikaS

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...