Los niños bilingües desarrollan mejor la memoria de trabajo

Un niño bilingüe cuenta con una memoria de trabajo mucho más efectiva, se trata de una memoria que almacena la información de forma temporal.

Aprender dos idiomas

Un nuevo estudio desarrollado conjuntamente por las Universidades de Nueva York, Toronto y Granada, ha concluido que los niños bilingües desarrollan mejor la memoria de trabajo. Este tipo de memoria es la que se encarga de aquellos procesos relacionados con el almacenamiento o memorización temporal de la información, su proceso y actualización. La memoria de trabajo alude a lo que denominamos memoria a corto plazo o memoria activa, es la capacidad de poder mantener en la mente de forma activa una determinada cantidad de información, en el caso contrario encontramos la memoria a largo plazo, en este caso la información se almacena de forma indefinida y en teoría puede ser ilimitada, mientras que la memoria a corto plazo dura varios segundos y su capacidad comprende el manejo de 5 a 9 elementos.

Según la investigación, los niños bilingües desarrollan mejor este tipo de memoria que los niños monolingües, este tipo de memoria es fundamental para poder realizar varias actividades, como por ejemplo el cálculo mental. En este proceso es necesario mantener en la memoria los números participantes de la operación, para poder trabajar con ellos. Lo mismo ocurre con la comprensión lectora, en este caso es necesario relacionar los conceptos que aparecen durante la lectura de un texto. Estos resultados no hacen más que reafirmar lo importante que es para el desarrollo de los niños y para su formación aprender al menos un idioma distinto al que habitualmente utilizan.

La investigación tenía dos objetivos, uno era determinar cómo influye en la memoria de trabajo la capacidad de utilizar al menos dos idiomas, el otro trataba de determinar el papel de la memoria de trabajo en la superioridad cognitiva de los niños bilingües constatada en estudios anteriores, recordemos por ejemplo el post Ser bilingüe tiene unos beneficios cognitivos. Gracias a los resultados de este estudio se pueden comprender un poco mejor las diferencias entre el desarrollo cognitivo de los niños bilingües y monolingües, añadiríamos que también es un resultado que muestra que estudiar un segundo idioma desde niños es de vital importancia. Hasta la fecha, aunque se podía sospechar, no existían evidencias claras sobre la influencia de hablar dos idiomas en la memoria de trabajo, hoy sabemos que es notoria y que facilita que los niños sean más hábiles en diferentes tareas.

Según leemos aquí, en el estudio los especialistas trabajaron con un grupo de niños bilingües de edades comprendidas entre los 5 y los 7 años, se eligió este segmento de edad dado que es un periodo crítico en el desarrollo de la memoria de trabajo, también se trabajó con un grupo de niños monolingües, ambos grupos debían realizar una serie de tareas. El primer grupo aventajó claramente al segundo, especialmente en aquellas tareas que implicaban a la memoria de trabajo, pero la ventaja fue mayor cuanto mayores eran las exigencias de otras funciones cognitivas. Los especialistas explican que ser bilingüe influye de forma global en las funciones ejecutivas, especialmente si éstas tienen que interactuar entre ellas.

Posiblemente a raíz de este estudio se desarrollen otros que permitan determinar con más exactitud el desarrollo cognitivo y su relación con otras áreas, un ejemplo del que nos hablan los investigadores es la música, con ella los niños adquieren determinadas capacidades cognitivas, pero no se puede distinguir hasta qué punto realizan actividades debido a otros factores, como puede ser el interés o el talento. Podéis conocer más detalles del estudio a través del artículo publicado en la revista científica Science Direct.

Foto | ND Strupler

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...