Los niños autistas son menos activos

Un estudio muestra que a pesar de que los niños autistas son menos activos, los padres pueden ayudar a que sus hijos sean más activos, se puede trabajar con programas educativos de ejercicios físicos para que incrementen la actividad y reduzcan el tiempo que pasan sentados, algo que les beneficiará en su salud.

Autismo

Un estudio desarrollado por investigadores de la Universidad de Oregón (Estados Unidos), concluye que los niños autistas son menos activos, sin embargo, pueden ser más activos y realizar más actividades y ejercicios físicos con la ayuda de sus padres. Por ello se recomienda que los padres paseen con los niños a diario como parte de una rutina, y que participen en programas especiales de ejercicio físico para niños autistas.

En la investigación se ha constatado que los niños con autismo son más sedentarios que los niños que no padecen este trastorno, realizan 50 minutos menos de actividad física moderada a diario e incrementan en 70 minutos el promedio de tiempo que permanecen sentados. Hay que decir que el estudio se puede considerar pequeño dado que sólo participaron 29 niños divididos en dos grupos, 17 niños diagnosticados con autismo y 12 niños sin el trastorno.

Se pudo observar que los niños autistas tienen características como el IMC (Índice de Masa Corporal), la aptitud aeróbica y la flexibilidad, similares a la de los niños que no han sido diagnosticados con autismo, lo que muestra que a pesar de realizar menos ejercicio tienen una constitución y características simulares, sin embargo, en la evaluación de una prueba de resistencia obtuvieron peor puntuación. Estos resultados muestran que las habilidades físicas subyacentes están ahí, así lo determina una de las principales autoras del estudio, la profesora Megan MacDonald.

Se utilizaron pruebas de aptitud física debido a que son las que se utilizan habitualmente en las escuelas, también se utilizaron otros instrumentos como el acelerómetro para poder realizar una medición de los movimientos que realizaban a lo largo de usa semana. Toda esta información se acompañó de diversos cuestionarios que realizaron los padres para poder conocer con más exactitud la actividad física o los momentos de inactividad.

Los expertos consideran que es importante que los padres y los profesores entiendan lo necesaria que es la actividad física realizada de forma regular para el buen estado de salud y para potenciar las capacidades de los niños, de acuerdo que los niños autistas tienen menos oportunidades para poder participar en determinados deportes, pero esto es algo que los expertos consideran que se debe cambiar brindándoles más opciones participativas a los niños con autismo.

La profesora Megan MacDonald explica que la condición física y la actividad física son aspectos muy importantes para una vida saludable, viendo las pautas de comportamiento físico de los niños autistas, es necesario ayudarles para que sean más activos y puedan beneficiar su salud. El estudio es interesante porque pone en relieve la falta de actividad física de los niños autistas y la carencia de programas físicos destinados a mejorar su actividad.

Podéis conocer todos los detalles de este estudio a través de este artículo publicado en la página de la Universidad de Oregón.

Foto | Fatman73

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...