Los niños asmáticos son más vulnerables en invierno

niños-asma

Niños con asma

Los niños que son diagnosticados como asmáticos de por si tienen una salud mucho más delicada que aquellos otros niños que no presentan enfermedades respiratorias, pero dentro de todo pueden llevar una vida bastante normal teniendo en cuenta los tratamientos diarios necesarios, y sobre todo el hecho de cuidarlos aun más en las temporadas frías del año, ya que los niños entre los 5 y los 14 años con asma son los más vulnerables a recaer en invierno, debido al frío en exceso, el poco abrigo, los cambios de temperatura o descuidos en el tratamiento médico, entre otras cosas.

Es sobre todo a partir de los 12 o 13 años que los niños corren un riesgo mayor ya que poco a poco van entrando en la adolescencia y es frecuente que comiencen a hacer cosas por su cuenta, por lo que sin el control de sus padres fácilmente pueden ir desabrigados por la calle o no tener cuidado extra de su salud, así también como descuidar la toma de su medicación para el asma, o evitar situaciones que puedan empeorar su estado.

Se conoce al asma como una enfermedad crónica inflamatoria de las vías respiratorias que se divide en dos, la primera es la alérgica y la segundo la no alérgica, siendo sobre todo la primera la más común durante la infancia. Por otra parte la segunda, tiene lugar ante cambios bruscos de la temperatura, a la exposición a contaminantes o a olores fuertes, teniendo una tendencia aun mayor a padecerla si se tienen registros de asma en la familia.

Los tratamientos cambian según el caso por lo tanto, a los alérgicos se les aplican vacunas y se les hace seguir una dieta en la que deben evitar aquellos alimentos que les generen alergias, mientras que a los no alérgicos se los trata con antiinflamatorios, broncodilatadores y se les dan recomendaciones de vida tales como evitar el polvo o los lugares con mucha humedad en el ambiente.

Ante cualquiera de los casos un niño que presente alguno de los síntomas del asma debe ser inmediatamente puesto bajo tratamiento médico, ya que no controlar la enfermedad puede generar que el niño sufra continuas crisis respiratorias, las que suelen dejar secuelas graves de por vida con insuficiencia respiratoria que se provoca por el desarrollo de fibrosis pulmonar que es el endurecimiento de las paredes de los pulmones, lo que puede hacer que vaya a depender de suministros de oxígeno en determinados casos.

Los niños asmáticos deben conocer a fondo su condición y saber por lo tanto que deben cuidarse estando o no con sus padres presentes, la mejor manera de ayudarlos es ofreciendo a los niños y a los adolescentes consciencia sobre el asma y sobre lo importante que es que cuiden su cuerpo, tomen las medidas de precaución necesarias y sean atentos al seguimiento de su tratamiento.

Vía | El Siglo de Torreón
Foto | cafemama

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...