Los niños ambidiestros progresan con más dificultad en el colegio

Ambidextros

Según una investigación realizada por expertos del Imperial College de Londres, los niños ambidiestros progresan con más dificultad en el colegio. Se calcula que una de cada cien personas es ambidiestra o ambidextra, un término que hace referencia a la capacidad o habilidad de utilizar con la misma destreza la mano izquierda y la mano derecha.

Según la investigación, la ralentización del progreso en la educación puede estar relacionado con la organización de las conexiones cerebrales, pero este es un dato que por el momento no está respaldado con ningún estudio o investigación, algo que obliga a iniciar nuevos trabajos que aclaren la razón por la que los niños ambidiestros evolucionen con más dificultad en el colegio.

En el estudio tampoco se realiza la discriminación de los dos tipos de personas ambidiestras existentes, por un lado están los ambidiestros con la capacidad de utilizar ambas manos independientemente de la situación en la que se encuentren, y por otro lado, los ambidiestros que ejercitan con más fluidez una u otra mano en función de la tarea a realizar. Quizá nuevas investigaciones esclarecerían qué tipo de ambidiestro está condicionado a la dificultad del aprendizaje o si en su defecto los dos tipos sufren el mismo riesgo.

Para llegar a la conclusión mencionada, los investigadores examinaron a 8.000 niños finlandeses de los que 87 podían escribir indistintamente con ambas manos (éstos pertenecerían al primer grupo que hemos descrito). El estudio contempló además diferentes rangos de edad, se detectó que a mayor edad más probabilidades de sufrir otros problemas. En el segmento de niños de entre 7 y 8 años de edad, los resultados mostraban que los niños tenían más dificultades en el aprendizaje, pero en el segmento de 15 a 16 años de edad, además de las dificultades, se incrementaba el riesgo de padecer Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH).

Una de las conclusiones de los investigadores arroja muy poca luz sobre el tema, si por un lado apuntan a mayores problemas de aprendizaje y riesgo de sufrir TDAH, por otro lado indican que los resultados no son concluyentes y no significa que los niños vayan a tener dificultades, de hecho, los niños estudiados (la mayoría) no tenían los problemas descritos. Por tanto, se trata de un estudio que debe cogerse con pinzas y será necesario esperar nuevas investigaciones más concluyentes que la realizada por el Imperial College de Londres.

A través de la publicación científica Pediatrics podrás conocer más detalles.

Foto | Milena mihaylova

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...