Los niños alérgicos a la leche de vaca son más pequeños y pesan menos

Una investigación determina que los menores alérgicos a la leche de vaca son más pequeños y pesan menos. Los expertos creen que es importante seguir una estrategia nutricional que permita a los niños alérgicos alcanzar todo su potencial en cuanto a crecimiento y desarrollo se refiere.

Alergias alimentarias

Según una investigación realizada por expertos de la División de Alergia e Inmunología del Hospital Nacional de Niños de Washington (Estados Unidos), los niños alérgicos a la leche de vaca son más pequeños y pesan menos. Según los expertos, existe poca documentación científica relacionada con el crecimiento de los niños que tienen alergias alimentarias, no está claro cómo puede terminar influyendo una alergia alimentaria en el peso y altura final que tendrán los niños en edad adulta.

Esta investigación ratifica otras investigaciones anteriores y recientes que sugieren que los jóvenes adultos con alergia a la leche de vaca podrían no haber alcanzado su potencial de crecimiento al completo. Según los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades), uno de cada 13 niños tiene una alergia alimentaria, sea a los huevos, al marisco, al pescado, a los frutos secos, etc. Dado que no existen tratamientos y que estas alergias pueden ser mortales, la estrategia sanitaria que se sigue es eliminar completamente el producto alimentario que provoca la alergia, algo que tiene consecuencias según el estudio.

En el estudio se analizó a 191 niños que padecían alergias alimentarias, 111 tenían alergia a la leche de vaca y 80 alergia a las nueces. Los investigadores analizaron los datos relativos a la prueba de la inmunoglobulina E (IgE), con la que se mide la concentración de distintos anticuerpos IgE y con la que se puede determinar el tipo de alergia que se padece, en este caso en relación a la leche de vaca, los cacahuetes o las nueces, siempre en función de los síntomas clínicos.

Los menores que se incluyeron en el estudio debían haber sido visitados por el pediatra en tres periodos de tiempo definidos comprendidos entre los 2 y 12 años, ya que en esas visitas se tomaban datos de la altura y el peso. En total, los participantes tuvieron 1.186 visitas clínicas durante ese periodo, los expertos constataron que los niños y niñas alérgicos a la leche de vaca tenían una menor estatura, siendo mayor esa diferencia en dos segmentos de edad, entre 5 y 8 años y 9 y 12 años. Pero también se observó que las diferencias eran notables después de los 13 años, aunque en este caso se requiere una nueva investigación.

Los investigadores explican que la mayoría de niños superan la alergia a la leche de vaca en la primera infancia, y los niños que no lo hacen pueden tener más probabilidades de no desarrollarse correctamente. El problema es que no sólo se evita la leche, también muchos otros productos que pueden contener leche o trazas de este ingrediente. Por fortuna, en la actualidad hay una mayor oferta de productos libres de alérgenos y encauzados a satisfacer las necesidades nutricionales de los niños con alergias, lo que puede ayudar a un correcto desarrollo.

Los expertos consideran interesante realizar nuevas investigaciones para comprender mejor la relación con esta y otras alergias alimentarias, a fin de poder determinar patrones de actuación que permitan a los niños alcanzar todo el potencial de su desarrollo. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la página web del Hospital Nacional de Niños, y en este otro publicado en la revista científica The Journal of Allergy and Clinical Immunology.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...