Los Ministros de Sanidad de la UE critican la lucha contra la obesidad infantil por ser deficiente

Los Ministros de Sanidad de la Unión Europea, han criticado la lucha contra la obesidad infantil por considerar que las medidas puestas en marcha hasta ahora son deficientes y con poco compromiso político y empresarial. Se critican las medidas como las autorregulaciones y se pide abordar la publicidad de la comida basura a través de internet, ya que existen vacíos legales que las empresas alimentarias aprovechan.

Lucha contra la obesidad infantil

Hace un par de días se reunieron los miembros del consejo del EPSCO, que reúne a los ministros encargados de temas como el trabajo, los asuntos sociales, la sanidad y la protección de los consumidores de todos los Estados miembros de la UE. En esta reunión, los Ministros de Sanidad de la UE han criticado la lucha contra la obesidad infantil por ser deficiente, por lo que piden una legislación más estricta sobre la publicidad de la comida basura, especialmente en internet y a través de las redes sociales.

Realizan esta solicitud porque consideran que existen muchas evidencias que justifican llevar a cabo acciones más eficaces contra la comercialización de alimentos que tienen un alto contenido en grasas, azúcares y sal. Los ministros critican el tema de la autorregulación voluntaria de las empresas, ya que se ha demostrado sobradamente que este tipo de medidas son ineficaces, siendo necesario llevar a cabo regulaciones impuestas por ley, como el único modo de poder garantizar medidas efectivas.

El panel de la EPSCO ha pedido a los Estados Miembros que aborden el tema de la obesidad infantil de una forma más contundente, además de regular de forma estricta la publicidad, abordar el problema desde la perspectiva de las dietas poco saludables y la falta de actividad física. Es curioso que ahora estos ministros (que parece que ya se han despertado) pidan algo que se lleva años solicitando, la lucha contra la obesidad infantil pasa por llevar a cabo regulaciones legislativas, es decir, obligaciones y no acciones voluntarias que no tienen ninguna efectividad porque apenas se cumplen.

Es evidente que las actuales políticas contra la obesidad infantil han sido infructuosas, ya que no se ha avanzado en el tema, en la actualidad uno de cada tres adolescentes europeos sufre sobrepeso u obesidad, al menos así se refleja en los datos facilitados por la OMS (Organización Mundial de la Salud) a través de este informe. En él se explica que las tasas más altas se encuentran en los países del sur de Europa y el Mediterráneo, además se detecta que en los países de Europa del Este el problema va en aumento, hay que tener en cuenta que históricamente en estos países la tasa de obesidad era muy baja.

Según los Ministros de Sanidad, se necesita más investigación para entender los factores asociados al sobrepeso y la obesidad infantil (como si no se hubieran realizado ya suficientes investigaciones), pero es necesario que el tema figure en la agenda de los países miembros de la UE. Se habla de mejorar las normas del etiquetado y, sobre todo, la información alimentaria que se facilita a los consumidores, llevar a cabo más campañas de educación e información para que los consumidores comprendan la información nutricional y alentar a los consumidores a elegir las opciones más saludables.

Pero medidas de las que se ha hablado en varias ocasiones y que muchos expertos avalan, ni siquiera se han mencionado, como por ejemplo la introducción de la asignatura de nutrición en las escuelas, poner en marcha una regulación que prohíba la comercialización de alimentos considerados poco saludables, obligar por ley a las empresas a reformular sus productos, ampliar el tiempo que se dedica a la actividad física en las escuelas, subvencionar los alimentos saludables, etc. Ya vale de campañas informativas y regulaciones publicitarias, no se llevan a cabo acciones de peso y la razón parece obvia, todo lo que afecte económicamente a la UE de forma significativa, se deja a un lado.

Ahora la publicidad, y concretamente la publicidad online, está en el punto de mira, ya que de momento es un espacio con vacíos legales que los anunciantes de comida basura aprovechan. Recientemente se presentó una propuesta para una reforma de la directiva de servicios de comunicación audiovisual, donde se vuelve a hablar de la autorregulación, algo que muchos han criticado por ser infructuosa. En fin, veremos si sirve de algo la crítica de los Ministro de Sanidad y si existe voluntad política de hacer frente al problema del sobrepeso y la obesidad.

Podéis conocer todos los detalles de la reunión y las conclusiones obtenidas a través de este enlace (Pdf) de la página oficial de la EPSCO.

Foto | U.S. Department of Agriculture

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...