Los menús escolares valencianos cuentan con un exceso de alimentos precocinados

Alimentación infantil

Según un estudio desarrollado por la fundación Eroski Consumer, los menús escolares valencianos cuentan con un exceso de alimentos precocinados, algo que no nos sorprende en absoluto sabiendo que la tendencia es eliminar las cocinas escolares y sustituirlas por el servicio que ofrecen las empresas de catering, sería interesante retomar la lectura del post El 5% de los colegios de Orense ofrecen comidas preparadas tres meses antes. Si esto no es suficiente motivo de preocupación, hay que añadir que los precios son elevados, siendo los más caros de nuestro país.

Para llegar a esta conclusión el estudio analizó 209 menús de colegios de Educación Infantil, Primaria y Secundaria de 19 provincias españolas. Hablando de Valencia, de esta comunidad se seleccionaron 12 centros educativos de los que 11 eran concertados y uno público, quizá se deberían haber tomado más referencias de colegios públicos. El análisis determinó que la calidad nutricional era peor que la calidad de la media nacional, es decir, pagamos más por una peor alimentación infantil. Para nosotros los menús escolares con exceso de alimentos precocinados no siguen las políticas que promueven una alimentación saludable cargada de productos frescos y naturales cocinados en el momento.

Parece evidente que la crisis ha tenido mucho que ver, ya que un estudio similar realizado en el año 2008 calificaba con un bien los menús escolares valencianos, el retroceso es evidente y tiene mucho que ver con los planes para eliminar las cocinas tradicionales escolares, algo de lo que ya hablábamos el año pasado. Sin embargo, en el estudio se concluye que los colegios de Alicante han logrado una mejor calificación pasando a un actual “aceptable”. El resto de las comunidades españolas cuenta con una media de un 16% con mala nota, en Valencia se supera esta media alcanzando el 25%, esto nos hace pensar que es mejor que los niños valencianos no se queden en estos comedores escolares, sobre todo si se tiene la preocupación de que los pequeños disfruten de un menú recién preparado.

Como referencia, los expertos de la fundación Eroski Consumer han tomado las recomendaciones que se realizan en el programa Perseo y concretamente en la Guía de Comedores Escolares. Sorprende que el programa Perseo esté impulsado por el Ministerio de Sanidad y que no se enfrente al Ministerio de Educación para que se retome nuevamente la actividad de las cocinas de los comedores escolares. Según las recomendaciones, se deben incluir alimentos como el pescado, las verduras y las legumbres, alimentos que no deben estar precocinados, también recomiendan variedad en las elaboraciones, que los precocinados no se incluyan más de dos veces por semana y que la fruta no falte.

Lamentablemente Valencia suspende en alimentación infantil en las escuelas, se abusa de los precocinados, de los dulces y se hace caso omiso de algunas de las recomendaciones que hemos citado anteriormente. La supuesta nota positiva es que se ofrece casi a diario una ensalada, pero esto no es promocionar el consumo de verduras variadas entre los niños. Decíamos que el coste de los menús era más elevado, la media sitúa a la comunidad en el quinto puesto del ranking del precio de menús, siendo la media de 5’6 euros, 50 céntimos más que la media española.

Teniendo en cuenta estos datos, las campañas que se llevan a cabo desde el Ministerio de Salud o Educación parecen una cortina de humo, ya que no trabajan para mejorar la calidad de los menús escolares. A través de este artículo de Eroski Consumer podrás conocer más detalles sobre el estudio.

Foto | Savannah Grandfather

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...