Los maestros del Reino Unido podrán utilizar la fuerza en determinadas circunstancias

Reforma educaciónal del Reino Unido

El año pasado hablábamos de la reforma de la educación primaria en el Reino Unido, una reforma profunda que apostaba por formar a los niños para que salieran de la etapa de primaria familiarizados con los correctores ortográficos, el manejo del teclado, o el dominio de las fuentes informativas y de comunicación que ofrece internet, Wikipedia, Twitter, podcast, blogs, etc. La apuesta por mejorar la educación se mantiene, pero además se abre un nuevo frente, en breve, los maestros del Reino Unido podrán utilizar la fuerza en determinadas circunstancias.

Detener una pelea entre niños, controlar a aquellos alumnos que se porten mal y cuyo comportamiento pueda afectar al buen ritmo de la clase, entre otras cosas, es lo que se contempla en las nuevas directrices gubernamentales en materia de educación. Los maestros del Reino Unido podrán utilizar la fuerza pero siempre bajo las directrices contempladas en el nuevo código de conducta. Hay que decir que el Gobierno ha dado a conocer el nuevo código, pero todavía debe ser sopesado por los sindicatos de educadores del país.

Ed Balls, Ministro de Escuelas, Infancia y Familias espera la aprobación del nuevo código de conducta de los profesores, con ello se logrará devolver en cierto modo el grado de autoridad que antaño los maestros poseían. Recordemos que en la actualidad, y no siendo un caso exclusivo el Reino Unido, algunos alumnos llegan incluso a agredir a los profesores con total impunidad, las burlas, las mofas y las agresiones psíquicas y físicas delatan la falta de disciplina y la nula autoridad de los educadores y profesores en la educación, seguramente más de un lector recordará los casos denunciados a través de los medios de comunicación en España.

Volviendo a la nueva política educacional del Reino Unido, hasta el momento, los profesores poseían potestad para reprender el mal comportamiento en la enseñanza infantil, pero no podían castigar, muchos profesores no se atreven a ello ante el temor de posibles represalias. Ahora se pretende que se acabe con el mito de “no contacto” con el alumnado, si es necesario existirá el contacto recurriendo a la fuerza física, ya sea en defensa propia, para prevenir daños entre niños, daños al material escolar o para reprender a aquellos alumnos que entorpecen la educación de los niños que sí prestan atención en las escuelas.

A través de EPA podemos saber que la desobediencia reiterada, la mofa o el comportamiento incorrecto será reprendido, y para que los profesores conozcan perfectamente cuándo y cómo deben actuar, la información será facilitada a través del nuevo código de conducta, una guía que eliminará el temor de los profesores proporcionándoles mayor comprensión sobre sus competencias y actitud cuando acontecen casos en los que es necesaria la fuerza física o el castigo infantil.

Como decíamos, la mayoría de los lectores hemos conocido algunos de los casos españoles en los que los profesores son víctimas del alumnado, ¿consideráis que sería interesante adoptar una medida similar en nuestro país?, ¿es necesario devolver la autoridad a los profesores a través de la disciplina y la fuerza física? Tengamos presente que las leyes de la educación en España no han sido efectivas y que al agravante del peor comportamiento de los niños, se suma la necesidad de reformar en profundidad la educación de nuestro país ante los casos de fracaso escolar.

Puedes conocer más información a través de la publicación digital Telegraph.

Foto | Woodleywonderworks

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...