Los maestros andaluces actuarán contra el maltrato infantil

Maltrato en la infancia

Tras la actualización de los protocolos de actuación a seguir en los casos de acoso escolar, maltrato infantil, violencia de género y acoso al profesorado, se ha incluido un nuevo punto que explica cómo los maestros andaluces actuarán contra el maltrato infantil cuando tengan la sospecha de que se está produciendo, un ejemplo pueden ser las lesiones infantiles que puedan relacionarse con el maltrato.

Ante esta sospecha, los maestros actuarán contra el maltrato infantil y podrán hacerlo sin tener que comunicarlo a los progenitores. Estos informarán al equipo directivo del colegio y posteriormente llevarán al menor a un hospital para realizar una valoración médica de las lesiones apreciadas y determinar su verdadera procedencia. El nuevo punto contribuirá en la detección de casos de maltrato infantil y la protección de los menores.

Tras llevar al niño al hospital, se informará a la familia de la situación, la medida intenta garantizar la integridad psíquica y física del menor si está sufriendo maltrato en su hogar. Posiblemente los maestros tengan que andar con pies de plomo a fin de evitar equivocaciones, una sospecha poco fundamentada podría tener consecuencias y la actitud de los padres sería negativa, si no se es maltratador, una acusación de estas características causaría gran indignación.

Según leemos aquí, el profesor que acompañe al alumno deberá solicitar el correspondiente informe de parte de lesiones indistintamente de si su resolución es positiva o negativa, dicho parte se adjuntará con el comunicado que en su momento dio el profesor al sospechar del caso de maltrato infantil. Dependiendo de la gravedad, si se trata de un caso leve o moderado, los informes se enviarán a los servicios sociales correspondientes. Si se trata de un caso grave, se enviarán a la Consejería para la Igualdad y el Bienestar Social, a la Autoridad Judicial o al Ministerio Fiscal.

La administración educativa indica que no se trata de ocultar las actuaciones a los padres, ya que después de la valoración sanitaria se informa debidamente, pero se debe llevar al menor al hospital ya que existe un protocolo establecido para este tipo de situaciones y que los maestros andaluces ayudarán a efectuar. A pesar de que se indica que se garantiza total privacidad y la protección del menor, no se habla de los casos que podrían no ser maltrato, qué ocurre entonces. Es evidente que es una gran responsabilidad para el profesorado.

Sería interesante recordar algunos estudios que muestran algunas de las consecuencias del maltrato, podemos citar el post El maltrato infantil y los cambios genéticos, el dolor de tripa crónico y maltrato infantil o el maltrato infantil y el envejecimiento celular entre otros. Quizá se podrá dar algún caso cuya sospecha sea errónea, pero se podrán prevenir otros que sí lo son, más vale prevenir que dejar que un niño sufra.

Foto | Sidi Guariach

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...