Los juguetes más apropiados para los niños según el método Montessori

El entretenimiento es esencial para los chicos, pero a la hora de elegir un elemento lúdico, hay que pensar en cosas que potencien sus habilidades. Estas opciones son ideales.

Los juegos má sapropiados según el método montessori

Viejas técnicas de aprendizaje continúan siendo utilizadas hoy en día para facilitar el proceso tanto a los niños, como a los adultos que enseñan. Muchas de ellas incluyen juegos que ayudan a los chicos a adquirir destrezas esenciales para su desarrollo. Por ello, te mostramos los juguetes más apropiados según el método Montessori.

¿Ha escuchado sobre él? El método Montessori fue creado por la médico y educadora italiana, María Montessori (1870-1952). Se basa en favorecer el desarrollo natural de las aptitudes del infante, con actividades dirigidas que le permitan explorar, descubrir, colaborar, comunicarse, imaginar y practicar en un ambiente pensado para ello. Sin duda, el juego libre cobra vital importancia.

¿Cómo es un juguete Montessori?

Debido a que el mecanismo educativo se centra en establecer similitudes entre el trabajo y el juego, no existen objetos lúdicos como tal, sino materiales que facilitan la tarea de entretenerse y aprender. En algunos casos, es común utilizar la frase “juguetes Montessori Friendly” para referirse a las características que comparten estos elementos pensados para el niño.

La principal característica de estos materiales debe ser la de potenciar o hacer florecer una capacidad del pequeño, más allá del simple entretenimiento. Adicionalmente, se requiere que la actividad le aporte experiencias y sensaciones, especialmente aquellas que le permiten conocer la relación causa–efecto.

No se recomiendan que sean únicamente de plástico. Lo ideal es que estén confeccionados en materiales naturales, que estimulen los sentidos del niño y les permita notar la diferencia en el tacto o peso. Aunque estén clasificados por edades, no es una guía infalible, pues dependerá de las habilidades del menor. Al elegir el juguete, hay que orientar la búsqueda hacia aquello que necesite reforzar el menor, partiendo de los niveles de dificultad.

Algunas ideas

Al seleccionar los juguetes según el método Montessori, no hay que enfocarse tanto en la edad del pequeño. Aunque este aspecto ayudar a hacerse una idea sobre lo que puede requerir, la elección dependerá más de sus gustos y de aquello que pueda manejar.  Desde el nacimiento y hasta los tres años hay que ofrecer elementos que mejoren su motricidad, sin impedir que pueda ir hasta donde desee. Éstos no pueden forzar posturas, sino permitirles seguir su propio ritmo. Basándonos en esa recomendación se sugiere:

  1. De tres a seis meses: Pruebe con un espejo pegado a la pared. Esto le ayudará a reconocerse. Asimismo, ofrézcale pelotas, rodaris o sonajeros.
  2. De seis a nueve meses: Será el momento de las barras en la pared. El pequeño podrá sostenerse en ellas para ponerse de pie. De igual forma, una cesta con distintos “tesoros” será de mucha utilidad.
  3. De nueve a 12 meses: continuamos recurriendo a la cesta de tesoros, pero agregando regalos como una torre de aprendizaje, ideal para cuando comienza a caminar, o una caja de permanencia.
  4. De 12 a 15 meses: Añada a la caja de permanencia algo de dificultad con puzzles simples, triciclos o el clásico apilable.
  5. De 15 a 24 meses: En esta etapa podemos introducir aquellos materiales que utilizamos en la vida cotidiana, como los utensilios de cocina y limpieza, o aquellos para realizar manualidades, como crayones, témperas o tizas con su respectiva pizarra.
  6. De tres a seis años: La curiosidad innata del niño se hace presente y es momento de satisfacer sus intereses. Preste atención a estos periodos sensibles, pues son muy característicos. En este punto, fomentar la concentración, imaginación y creatividad es la labor más importante. La búsqueda de juguetes debe apuntar a ese objetivo.

Siempre oportunos

Los tradicionales juegos de mesa convienen casi a cualquier edad, a partir de los tres años. Aquellos objetos que puede utilizar en exteriores son especialmente beneficiosos porque le ayudan a crear un vínculo con la naturaleza. Los libros también son apropiados, especialmente los que invitan a una inspiración de la vida real, con personajes que se dediquen a actividades reales. Esto ayudará a crear curiosidad por las profesiones del mundo, por ejemplo. Lo que nunca falla son los bloques de construcción, que además de ayudarles con la motricidad, les permite imaginar, crear y mantener la atención en su momento.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...