Los juegos infantiles de antaño son más saludables

Ejercicio físico infantil

La Fundación Alimentum ha elaborado un estudio bajo el título II Sondeo de Opinión sobre Hábitos de Estilos de Vida Saludables, en el que se desvela que la mayoría de los padres andaluces creen que los juegos infantiles de antaño son más saludables, una conclusión que posiblemente muchos padres compartimos si recordamos los juegos con los que disfrutábamos y que mayoritariamente potenciaban la imaginación, la sociabilidad, el ejercicio físico, etc.

Según el estudio, 7 de cada 10 padres andaluces consideran que los juegos infantiles de antaño son más saludables, pero además hay que añadir que hasta un 96% de los encuestados considera que es muy importante que los niños realicen ejercicio físico, algo que los juegos de antaño promovían. Por otro lado, la mitad de los padres encuestados reconoce que sus hijos no realizan ejercicios físicos y a medida que son más mayores más sedentarios se vuelven.

Todo, incluso lo que resulta saludable, en exceso puede resultar perjudicial, las nuevas tecnologías ofrecen formas de diversión que no hubiéramos imaginado antaño, logran seducir y sorprender a los niños, especialmente cuando crecen y tienen acceso a los nuevos juegos. Por otro lado hay que destacar la poca promoción que realizan las instituciones públicas en lo que respecta al ejercicio físico, algo que resulta importante para la salud y el desarrollo de los niños. Pero tampoco se le puede echar la culpa a las instituciones, ya que fuera del horario escolar, los padres tampoco hacen un gran esfuerzo para cambiar esta situación.

Según el II Sondeo de Opinión sobre Hábitos de Estilos de Vida Saludables, un 50% de los padres andaluces cree que el segmento de edad comprendido entre los 6 y los 12 años (aunque hay que decir que sólo un 15% de los niños practican una hora de ejercicio diario), es la etapa en la que sus hijos han realizado más ejercicio físico, un 24% cree que esta etapa se establece entre los 0 y los 5 años de edad (algo que no es muy coherente), un 22% de los padres cree que la franja de edad de mayor tiempo dedicado al ejercicio físico se establece entre los 13 y los 17 años y sólo un 4% cree que esa etapa corresponde al periodo comprendido entre los 18 y los 23 años de edad.

No nos debe sorprender por tanto que los índices de sobrepeso y obesidad se mantengan tan elevados, no es sólo una mala alimentación la causa de la denominada epidemia del siglo XXI, el ejercicio físico diario es un factor muy relevante en esta cuestión. En el estudio se muestra un paralelismo entre el desarrollo de los niños y la reducción de ejercicio físico y no es algo que ocurra sólo en la comunidad andaluza, los datos se repiten a nivel nacional y apuntaríamos incluso a nivel internacional.

A nivel nacional el estudio refleja que hasta un 44% de los niños con edades comprendidas entre los 6 y los 12 años, no realizan ejercicio físico de forma regular, el porcentaje se incrementa hasta el 53% en el caso de niños con edades comprendidas entre los 13 y los 17 años, finalmente, hasta un 65% de los padres cree que los hijos con edades entre los 18 y los 23 años practican el deporte del sedentarismo.

Según los padres, entre algunas de las causas de esta situación, hay que apuntar a las nuevas formas de ocio como pueden ser los videojuegos, la poca oferta de actividades escolares y extraescolares relacionada con la actividad física, y otros padres creen que la causa es salir con los amigos durante el tiempo libre. Cada uno puede deducir, pero algo que resulta evidente es que los padres deben ser una guía para cambiar esta tendencia, si las administraciones no se esfuerzan, como padres debemos esforzarnos y buscar una actividad física extraescolar diaria, lo agradecerá el organismo del niño y se traducirá en muchos aspectos saludables. Sería interesante intentar fomentar los juegos infantiles de antaño, pero recordemos el post Ciudades para jugar, los entornos urbanos tampoco ofrecen espacios lúdicos en los que los niños puedan jugar.

De acuerdo que los juegos infantiles de antaño son más saludables pero también hay que decir que los niños de entonces disfrutaban de más espacios para poder jugar y mucho menos peligrosos que en la actualidad. En resumidas cuentas, son muchos los factores que intervienen para que los niños puedan jugar y realizar ejercicio físico, es necesario realizar una profunda reflexión, cambiar algunos modelos e instaurar otros nuevos para lograr que los niños de hoy se puedan parecer a los niños de ayer, al menos en lo que a actividades y juegos respecta.

Vía | Informe 21
Foto | Chefranden

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...