Los fármacos para tratar el TDAH no provocan retraso en el crecimiento infantil

Una investigación realizada en Estados Unidos concluye que los fármacos para tratar el TDAH no provocan retraso en el crecimiento infantil, en anteriores estudios se había sugerido lo contrario.

Enfermedades infantiles

Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Clínica Mayo (Estados Unidos) concluye que los fármacos para tratar el TDAH no provocan retraso en el crecimiento infantil, según los datos del estudio, en ningún caso estos medicamentos han afectado a la altura final de los niños cuando alcanzaron la edad adulta. En algunos estudios anteriores, se sugería que los medicamentos utilizados para el tratamiento del Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) provocaban retraso del crecimiento de los niños, sin embargo, estos estudios estaban limitados, sea porque en ellos habían participado un reducido número de niños o por no ser concluyentes en la información sobre la estatura en edad adulta.

El nuevo estudio realizado es mucho más preciso, se realizó un seguimiento a un grupo de 340 niños que padecían la enfermedad y a otro grupo de 680 niños que no la padecían, se siguió la evolución de los niños durante 26 años en el primer grupo y 23 con el segundo, se puede decir que se trata de un estudio único con datos mucho más fiables y reales que los tomados hasta el momento en otras investigaciones.

Los investigadores compararon ambos grupos y no encontraron diferencia alguna en lo que respecta a la estatura final en estado adulto, también se constata que el hecho de sufrir TDAH no es algo que pueda afectar al crecimiento de los niños. Los expertos comprobaron que los niños que habían seguido un tratamiento con fármacos durante más de tres meses experimentaron un “estirón” algo más tardío que en los niños sanos, esa fue la única diferencia, pero no hubo ninguna otra en lo que respecta a la magnitud del crecimiento o la estatura final.

Para los padres de hijos con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad es una buena noticia, ya que como decimos, se creía que los fármacos afectaban al desarrollo infantil, y en algunos casos eran reticentes a que se los tomaran para el tratamiento de la enfermedad por temor a que sus hijos sufrieran problemas de crecimiento. A pesar de los resultados tan satisfactorios, los expertos esperan que se realice un nuevo estudio que ratifique los resultados para mayor tranquilidad de los progenitores. Como ya sabemos, no es la primera vez que las conclusiones de un estudio terminan siendo desmontadas por las conclusiones de obtenidas en otra investigación, por ello son los propios investigadores los que invitan a que se realice un nuevo trabajo en este campo.

Los investigadores apuntan que, a pesar de que se pueda constatar que no existen problemas en el crecimiento, los especialistas médicos deben realizar un seguimiento del crecimiento de los niños para mayor tranquilidad. De la investigación que hemos conocido a través de este artículo publicado en WebMD, podéis conocer más detalles a través de este artículo publicado en la revista científica Pediatrics.

Foto | Popofatticus

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...