Los fármacos contra el cáncer infantil pueden provocar enfermedades cardíacas

Una investigación desarrollada en Estados Unidos ha relacionado los tratamientos de quimioterapia en niños, con la degradación de la salud cardiovascular, pudiendo ser los fármacos los agravantes para sufrir enfermedades cardíacas.

Niños oncológicos

Una investigación desarrollada por expertos de la Universidad de Minnesota (Estados Unidos), concluye que los fármacos contra el cáncer infantil pueden provocar enfermedades cardíacas una vez que han superado la enfermedad. En la investigación se ha podido constatar que los niños que sobreviven a un cáncer, se enfrentan en edad adulta a diferentes problemas cardíacos, la razón que se apunta son los posibles cambios en las estructuras de las arterias consecuencia de los tratamientos. Los investigadores explican que estos cambios incluso podrían poner a los niños en riesgo de sufrir este tipo de enfermedades antes de llegar a adultos.

Ante estos resultados se recomienda que la comunidad médica vigile los factores de riesgo relacionados con las enfermedades cardíacas a una edad temprana. Parece ser que hasta que no se había realizado este estudio, no se había relacionado el tratamiento oncológico con sus posibles efectos en la salud cardíaca cuando los supervivientes eran todavía niños. Para llegar a esta conclusión los expertos evaluaron en un grupo de 300 niños de 9 a 18 años de edad, diferentes parámetros de las arterias, el grosor, la elasticidad y la función arterial. Estos niños habían sobrevivido a un cáncer infantil y como mínimo habían pasado 5 años desde que recibieron el alta.

Posteriormente se realizó una comparativa con otros 200 niños, hermanos del primer grupo que no habían sufrido ninguna enfermedad oncológica. La comparativa evidenció que los niños que habían superado la enfermedad tenían un mayor riesgo de sufrir problemas en las arterias, lo que delataba una enfermedad cardíaca prematura. Concretamente se calcula que los niños del primer grupo y que habían sido sometidos a quimioterapia, tenían una reducción del 9% de la salud arterial, en comparación con los niños que no habían sufrido leucemia u otra enfermedad oncológica.

Ante este descubrimiento y según leemos en Heat, los expertos recomiendan que estos niños que han superado un cáncer, lleven un estilo de vida saludable a fin de reducir los riesgos cardiovasculares en un futuro. Así mismo, recomiendan que los centros responsables del tratamiento oncológico vigilen de cerca esos factores de riesgo cardiovascular una vez superada la enfermedad. Parece ser que se deberán realizar nuevos estudios en torno a este tema, los investigadores explican que en el estudio participaron niños de raza blanca, por lo que no se puede constatar si los resultados se podrían aplicar a niños de otras razas, aunque lo más llamativo es que no se pudo relacionar el mayor riesgo cardiovascular con algún agente específico de los fármacos utilizados en la quimioterapia.

También podría suceder que la enfermedad afectara a las arterias debilitándolas, entonces no serían los fármacos la causa, los expertos no han descartado esta cuestión. Lo que sí es cierto es que existe una degradación de la salud cardiovascular y que esto obliga a estudiar el tema de forma más exhaustiva. Aún tardaremos en conocer nuevos datos sobre la relación fármacos de quimioterapia y enfermedades cardíacas.

Podéis conocer más detalles de la investigación a través de este artículo publicado en el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos.

Foto | Ramona Heim

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...