Los comentarios de los padres sobre el peso de sus hijas no son recomendables

Una investigación corrobora que los comentarios de los padres sobre el peso de sus hijas no son recomendables, ya que son recordados por las niñas cuando alcanzan la edad adulta y no se sienten satisfechas con su imagen corporal y peso, aun cuando tengan un IMC adecuado. En vez de realizar comentarios sobre el peso o sobre lo que comen, hay que procurar encauzarlas hacia una alimentación y estilo de vida saludable permitiendo que sean las niñas las que tomen las decisiones.

Sobrepeso infantil

Según una investigación desarrollada por expertos de la Universidad de Texas y la Universidad de Cornell (Estados Unidos), no es recomendable que los padres realicen comentarios sobre el peso de sus hijas, ya que pueden provocar que en edad adulta las niñas se sientan más insatisfechas con su peso y su imagen corporal, incluso si están delgadas.

Esos comentarios sobre el peso se recuerdan al cabo de años y parecen calar hondo alterando la percepción que tienen las mujeres sobre sí mismas. En la investigación se trabajó con un grupo de 501 mujeres con edades comprendidas entre los 20 y 35 años. Los expertos les pidieron que recordaran con qué frecuencia sus padres habían realizado comentarios sobre el peso en la infancia.

Los resultados mostraron que las mujeres con un Índice de Masa Corporal (IMC) saludable eran un 27% menos propensas que las que tenían un IMC que indicaba que sufrían sobrepeso, a recordar los comentarios que podían haber realizado sus padres sobre el peso que tenían, además, eran un 28% menos propensas a recordar que sus padres les decían que comían demasiado.

Los expertos explican que tanto las mujeres que tenían un peso normal como las que tenían sobrepeso, estaban menos satisfechas con su peso e imagen corporal actual por los comentarios que los padres habían realizado en su infancia en relación al peso o al abuso en la ingesta de comida. Los resultados llevan a los expertos a concluir que los comentarios relacionados con el peso en la niñez dañan la imagen que tienen las mujeres de su cuerpo independientemente de su peso, por lo que recomiendan a los padres evitar realizar este tipo de comentarios.

Esta actitud de los padres tiene un impacto negativo en el futuro de las niñas, si como padres se está preocupado por el peso de las hijas, es necesario evitar las críticas o actuaciones como restringir los alimentos. En su lugar es preferible intentar ayudarles a que adopten decisiones y comportamientos saludables, permitiendo que sean las niñas las que tomen las decisiones más convenientes. Lo que los niños viven en la infancia, marca su futuro comportamiento en edad adulta.

Cierto es que el estudio se ha realizado con una muestra relativamente pequeña, pero nos proporciona una clara idea de lo hondo que pueden calar los comentarios de aquellas personas que las niñas más quieren en la infancia, estos se mantienen en el tiempo y se podría decir que incluso podrían provocar en un pequeño porcentaje alteraciones y trastornos alimentarios, esto es algo que también debería haberse analizado. De todas formas, los padres que se preocupan por la educación y bienestar de sus hijos saben qué tipo de comentarios no son buenos para no crear traumas ni complejos.

Podéis conocer los detalles de esta investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Eating & Weight Disorders.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...