Los Coches de Radiocontrol

Los Coches de Radio Control

Ahora que estamos a un paso de las Navidades, ya estamos todos los padres dándole vueltas a la cabeza sobre qué regalos de navidad son mejores para nuestros hijos, cual es el más educativo y una larga lista de etcéteras que nos quitan el sueño.

Una buena opción son los coches de radiocontrol. Digamos que los coches teledirigidos o coches a radiocontrol,  no es un juego educativo como tal, pero es de lo más divertido y, dependiendo de su planteamiento y también de su finalidad, pueden jugar varios niños o solo uno (ideal para hijos únicos).

Algunas personas (aunque no muchas) se preguntarán: ¿qué son los coches de radiocontrol?, o lo que es lo mismo, coches teledirigidos. Es muy sencillo, son coches de juguete que funcionan mediante un mando a distancia (a control remoto).

Hay varios tipos, tenemos desde los más sencillitos, que tienen el control ligado mediante un cable al coche y que, aunque resultan de lo más incómodo pues obligan al niño a ir pegado al coche mientras juega, tienen su lado positivo, ya que es más difícil que el coche se pierda.

Después tenemos los más solicitados que son los que de verdad funcionan a radiocontrol, mediante unas ondas que emite el mando o joystick podemos controlar los movimientos del vehículo.

Estamos hablando de juguetes para niños, pero los vehículos de radiocontrol, ya sean coches como helicópteros, aviones, camiones, en definitiva, cualquier tipo de vehículo a control remoto, tienen un gran número de seguidores adultos. Para algunos son juguetes de culto, se celebran competiciones oficiales, encuentros de aficionados, etc. Por supuesto, eso hace que los juguetes encarezcan, porque ya se les pide más potencia, modelos en concreto, miniaturas especializadas, etc. En este caso, hablamos de juguetes para que nuestros hijos se lo pasen bien.

En el mercado, podéis encontrar coches de radiocontrol para niños a partir de 2 años que resultan ser la mar de curiosos, divertidos y atractivos. Los juguetes con ruedas son una forma para que el niño potencie su capacidad espacial, estimule la coordinación entre la vista y el tacto incluyendo la reacción causa y efecto, si el niño le da al botón el coche avanza… También favorece mucho el nivel de atención, concentración y observación. Y además permite la actividad individual.

Al principio del artículo os habíamos comentado que era un juego ideal para hijos únicos, pues no necesita la presencia de un compañero para hacerlo funcionar y divertirse, pero hay miles de formas de jugar.

Hay muchos padres (la gran mayoría) que queremos participar en las actividades de nuestro hijos y con los coches radiocontrol podemos. Un ejemplo de como podría ser sería ayudar a construir un circuito con obstáculos en el salón, la habitación o en el parque (por poner lugares, seguro que se os ocurren más sitios).

Si tenéis un juego de bloques hasta podéis construir puentes, edificios, etc. para hacerlo más divertido. También podéis usar cojines, almohadas, otros juguetes, lo que queráis (y os deje mamá) para utilizarlos de obstáculos, público… Y el circuito y la diversión están servidos.

Los coches radiocontrol son una buena opción para hacer un buen regalo, y no están nada mal de precio, al tener gran variedad de modelos, marcas, etc. también hay gran variedad de precios. Podéis encontrarlos en cualquier juguetería, hipermercados y tiendas especializadas, y los encontrareis a partir de unos 25 euros en adelante.

Más información | Toys’R’Us

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...