Los cambios de dieta quizá no pueden reducir los síntomas del TDAH

Según los resultados de una nueva investigación realizada en los Países Bajos, los cambios de dieta quizá no pueden reducir los síntomas del TDAH en los niños, apuntando que las malas dietas que pueden seguir son el resultado de los síntomas del trastorno.

TDAH y dieta

Los niños que sufren TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad) pueden tener más probabilidades de tener una dieta poco saludable, pero ello no significa que si cambian a una dieta saludable se modifiquen los síntomas del trastorno mejorándolos. Así se concluye en un estudio realizado por expertos del Centro médico de la Universidad Erasmus (Países Bajos). Los investigadores evaluaron la dieta de casi 3.700 niños con edades comprendidas entre los 6 y 10 años que habían sido diagnosticados con TDAH, según los resultados, las dietas deficientes no predicen el nivel de los síntomas del trastorno, por tanto, un cambio de dieta no puede prevenirlos o reducirlos.

Durante bastante tiempo se ha sospechado que la dieta juega un papel importante en el TDAH, algunos padres han tratado de evitar determinados alimentos o han proporcionado a sus hijos suplementos de hierro y ácidos grasos omega 3 para mejorar los síntomas, de hecho, recordemos que en 2011 se realizó un estudio que indicaba que el Omega 3 podía mejorar la atención, el comportamiento y la alfabetización de niños con TDAH.

En otras investigaciones realizadas en los Países Bajos se apuntaba que una dieta restrictiva podía mejorar los síntomas del TDAH, en este trabajo se constató que con una dieta formada por carne, verduras, arroz, peras y agua, los niños mostraron una reducción del 78% de los síntomas derivados del trastorno. Pero de nuevo se volvía poner un interrogante, los expertos consideraron que quizá el cambio de comportamiento y la mejora experimentada por los nidos se produjera por haber recibido una mayor atención durante el estudio.

En este nuevo estudio los investigadores querían saber si realmente la calidad de la dieta general de un niño podía marcar la diferencia en los síntomas del trastorno, por ello se decidió llevar a cabo este trabajo. En la investigación se constató que los niños con TDAH tomaban más bebidas endulzadas con azúcar y realizan un mayor consumo de carnes procesadas, sus dietas tendían a carecer de alimentos tan importantes como las verduras, las legumbres o los frutos secos.

Este tipo de dietas son malas elecciones dietéticas y quizá son el resultado de síntomas del TDAH como la mala autorregulación y la inquietud, son niños que no tienen paciencia para comer alimentos vegetales, resulta más gratificante comer alimentos ricos en calorías. Otro factor a tener en cuenta son los padres, a fin de aliviar el comportamiento de los niños, tienden a ofrecerles comidas que les gustan en vez de opciones más saludables.

Lo cierto es que no está del todo claro si los síntomas del TDAH conducen a seguir una dieta poco saludable, aunque, quizá, es posible que los síntomas subyacentes del TDAH sean los responsables de las diferencias alimentarias. Los investigadores se realizan varias preguntas y consideran que es necesario investigar más y en profundidad para comprender qué relación existe entre la dieta y el TDAH.

Dado que estos niños suelen tener una dieta de peor calidad, es interesante ponerse en manos de nutricionistas y profesionales de salud para vigilar la dieta de los niños y ofrecer a las padres sugerencias para que tomen decisiones más saludables. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica The Journald of Nutrition.

Foto | Pedro Reyna

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...