Lo niños del Reino Unido consumen más del doble de la ingesta máxima recomendada de azúcar

Según las últimas noticias, los niños del Reino Unido consumen más del doble de la ingesta máxima recomendada de azúcar a los 10 años de edad, por ello, la campaña Change4Life ha puesto en marcha otra iniciativa para intentar reducirla. La iniciativa es el lanzamiento de una app que escanea los productos alimenticios y proporciona alternativas similares que contienen menos azúcar.

Abuso del azúcar por la infancia del Reino Unido

Los niños del Reino Unido consumen más del doble de la ingesta máxima recomendada de azúcar cuando cumplen los 10 años, por lo que se puede decir que, por el momento, las campañas que se han llevado a cabo para reducir el consumo de azúcar no han tenido el efecto deseado. Recordemos que a principios de 2017, un estudio concluía que el consumo de azúcar se mantenía muy elevado en la infancia de este país, posteriormente, a mediados de 2018, otro estudio concluía que los niños consumían en seis meses el azúcar de todo un año, lo que obligaba a intensificar las campañas de prevención.

Dado que la situación apenas cambia, Public Health England (PHE), agencia del Departamento de Salud y Asistencia Social en el Reino Unido, ha ampliado su campaña Change4Life (Comer bien y moverse más para vivir más tiempo), campaña que tiene como cometido ayudar a las familias a reducir el consumo de azúcar en la infancia para combatir la creciente tasa de obesidad infantil. La idea es que los padres realicen pequeños cambios en la cesta de la compra, sustituyendo alimentos con alto contenido en azúcar por otros más saludables, y para ello se ha puesto en marcha una app que escanea los códigos de barras de los alimentos, informando si se ha realizado una buena elección y dando alternativas.

Public Health England comenta que, si bien se ha reducido ligeramente el consumo de azúcar en la infancia en los últimos años, todavía se consumen ocho terrones de azúcar más de lo recomendado a diario, lo que equivale a un consumo de 2.800 terrones extra anuales. Se cree que la nueva app puede ayudar a los padres, marcando el objetivo de reducir a la mitad el consumo de azúcar. Para ello, simplemente hay que sustituir a diario algunos productos, por ejemplo, elegir cereales para el desayuno que tengan la menor cantidad posible de azúcar, versiones de bebidas y refrescos menos azucarados, yogures con el menor contenido en azúcar, etc.

Da la impresión de que esta iniciativa es fruto de la desesperación, ya que la campaña Change4Life ha estado informando sobre los peligros del abuso del azúcar, ha dado información a través del teléfono móvil sobre la cantidad de azúcar que contienen muchos de los productos que se pueden adquirir en el supermercado, ha proporcionado consejos y estrategias para reducir el consumo de azúcar, etc. Por tanto, ¿va a servir de algo que se escanee un producto y se catalogue como una buena o mala elección? Quizá los más beneficiados serán quienes no leen las etiquetas de los alimentos, pero la realidad es que las soluciones que proponen sirven de poco.

Aunque algunos alimentos y bebidas siguen teniendo un alto contenido en azúcar, algunos productos ya han sido reformulados y contienen menos azúcar que sus versiones anteriores, esta sí es una buena estrategia y debería ser adoptada de forma generalizada por toda la industria alimentaria y no como una medida voluntaria, sino obligada mediante legislación, algo a lo que se resisten los políticos. Un impuesto del azúcar como el que se introdujo en el país no parece haber tenido el impacto deseado y la razón es simple, sólo se ha aplicado a las bebidas y refrescos azucarados, pero hay cientos de productos que contienen exceso de azúcar, por lo que es difícil que sea una medida eficaz.

Según los promotores de la nueva campaña para sustituir alimentos, se podría reducir el consumo de azúcar en la infancia en unos 2.500 terrones por año, esto es la teoría y habría que esperar todo un año para comprobar si la campaña tendría el efecto deseado. Se invita a las familias a que adquieran productos que contienen el logo “Buena elección” de Change4Life, y descargar la app para encontrar versiones más saludables de los alimentos que adquieren para los niños.

En definitiva, se trata de un nuevo intento para reducir el consumo de azúcar de los niños del Reino Unido, centrándose en el comportamiento de compra de los padres, ya veremos si sirve de algo. Cuando se obligue por ley a la industria alimentaria a dejar de abusar del azúcar veremos cambios significativos y beneficiosos, ¿qué hará falta para que de una vez por todas se tome esta decisión? La respuesta es sencilla, que la industria alimentaria deje de influir en las decisiones políticas de este y de cualquier otro país del mundo.

Podéis conocer más detalles de la nueva campaña a través de este artículo publicado en la página de Public Health England.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...