Limpieza e higiene en los parques infantiles

Seguridad infantil

La limpieza e higiene en los parques infantiles es fundamental, son zonas habilitadas para los más pequeños y por ello se deben extremar las precauciones y tomar todas las medidas para que un rato de ocio en el parque no se convierta en un día de fatalidad. Hoy leemos una noticia en la publicación digital Daily Mail que debería servir para concienciar a quienes pasean a sus perros cerca o en los mismos parques infantiles. Al parecer, una niña de dos años se cayó al suelo con tan mala fortuna que fue a parar sobre los excrementos de un perro, se frotó los ojos y el resultado ha sido una infección severa en un ojo que le puede hacer perder la visión de éste.

A pesar de que se habilitan zonas para que los perros hagan sus necesidades, seguramente más de un lector podrá dar testimonio de que los perros en ocasiones se pasean por zonas infantiles y defecan en cualquier lugar, algunos dueños de los perros no recogen los excrementos ignorando el potencial peligro que ello supone para los niños, el ejemplo más evidente es el de esta niña. No sólo hemos reivindicado más limpieza e higiene en los parques infantiles, también nos hemos hecho eco de las múltiples denuncias por el mal estado de los parques infantiles, la falta de seguridad, instalaciones y aparatos de ocio defectuosos, ausencia de vallas que delimiten las zonas para niños, etc.

En muchos casos las zonas de recreo infantil son en realidad zonas peligrosas no aptas para el mundo de la infancia, los ayuntamientos de algunos municipios obvian las necesidades de los parques infantiles, pero también lo hacen algunas personas poseedoras de un animal de compañía. Volviendo a la noticia de la que estábamos hablando, el caso ocurrió en un parque de Manchester y a pesar de que la madre se apresuró para asear a su hija, los microorganismos presentes en los excrementos del animal infectaron seriamente el ojo de la niña que ha tenido que ser ingresada en el hospital. Los especialistas indican que se trabaja para que la infección remita y a pesar del optimismo, la visión del ojo izquierdo está en peligro.

Aunque la mayoría de los propietarios de un perro pueden ser personas responsables, un grupo minoritario no lo es y se muestran indiferentes viendo como defeca su mascota en un parque infantil. Lo extraño es que no se hayan producido más casos o que no se hayan denunciado, luchar para garantizar espacios al aire libre para los niños que sean seguros es necesario. Nos gustaría recordar de nuevo el informe de un grupo de técnicos y especialistas de Consumer Eroski sobre los parques infantiles españoles, de ello hablábamos en el post Los parques infantiles de Valladolid entre los peores de España.

Save the Children lanzo el año pasado una campaña para que los padres, y la población en general, denunciara el mal estado de los parques infantiles, y reclamar el derecho de juego de los niños en un entorno adecuado, es decir, parques infantiles sin riesgos.

Foto | Ell Brown

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...