Limonada contra la esclavitud infantil

Vivianne Harr es una niña estadounidense de 8 años de edad, que decidió poner su granito de arena para luchar contra la esclavitud y el trabajo infantil abriendo un puesto de venta de limonadas con el lema “Limonada contra la esclavitud infantil”. Su acción se ha visto recompensada con la recaudación de un millón de dólares.

En más de una ocasión los niños son capaces de dar una gran lección a los adultos, os queremos hablar de una de esas historias que nos hacen reflexionar y muestran que la cita ‘querer es poder’, es una realidad. Nos hacemos eco de la iniciativa de Vivianne Harr, una pequeña de 8 años de edad concienciada con el problema de la esclavitud infantil y decidida a aportar su granito de arena para ayudar a los niños que sufren este yugo. A la pequeña se le ocurrió vender limonada para luchar contra la esclavitud infantil, montó un puesto de venta de limonada con la finalidad de poder recaudar dinero que destinaría a la lucha contra la esclavitud de los niños.

Al parecer todo empezó cuando la madre de la pequeña le enseñó la fotografía de dos niñas nepalíes que estaban obligadas a trabajar transportando piedras, la imagen conmocionó a la pequeña y manifestó su deseo de ayudarles, así que puso en marcha su pequeño proyecto “limonada contra la esclavitud infantil“, ya que era el único modo que conocía para poder recaudar dinero. Durante todo un año la pequeña Vivienne Harr estuvo vendiendo limonadas, pero durante ese año se produjeron una serie de acontecimientos desencadenados por la niña.

A los 52 días de iniciar la venta de limonada decidió utilizar las redes sociales y enviar un tuit a un periodista del New York Times explicándole que era una pequeña de 8 años que se había embarcado en la venta de limonada para poder luchar contra la esclavitud infantil, su meta era poder recaudar 100.000 dólares. Parece ser que el tuit conmovió al periodista y decidió retuitearlo, a su vez hicieron lo propio sus seguidores, esto permitió que el puesto de venta de limonada situado en Doc Edgar Park (California) se hiciera famoso, por lo que evidentemente las ventas se incrementaron. Pero además, a los 173 días de la puesta en marcha de la iniciativa, el alcalde de la ciudad de Nueva York le permitió que instalara su puesto de venta de limonada en Times Square, enclave famoso y concurrido que se ha convertido en un icono mundial.

Esto supuso un gran impulso, logró recaudar los 100.000 dólares, podríamos pensar que estaría satisfecha al haber cumplido su objetivo, sin embargo no fue así. Sus padres le dijeron que podría sentirse orgullosa y satisfecha al haber logrado alcanzar su meta, a lo que contestó: ¿acaso se ha acabado la esclavitud o la explotación laboral infantil? Evidentemente la respuesta de los padres fue ‘no’ y por ello manifestó su deseo de continuar hasta completar los 365 días de la propuesta. La limonada de Vivienne Harr se ha convertido en un producto demandado y se ha comercializado en 165 tiendas.

El dinero recaudado se ha destinado a las organizaciones sin ánimo de lucro que luchan contra la esclavitud infantil, la pequeña he recibido numerosos premios y reconocimientos por su gran acción solidaria. Podéis conocer todos los detalles de la historia a través de Make A Stand.

Vía | Ultima Hora

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...