Limitar las actividades escolares durante las vacaciones de verano

Durante las vacaciones de verano los expertos recomiendan que los niños disfruten plenamente de este periodo de descanso y se evite en la medida de lo posible las actividades escolares que se realizan a lo largo del año. Las vacaciones son para que los niños tengan nuevas experiencias y desarrollen la sociabilidad, la autonomía y otros valores que son también muy importantes.

Vacaciones de verano

Ya ha terminado el curso escolar y ahora los niños van a disfrutar de un largo periodo de vacaciones, para algunos padres es un periodo excesivo y consideran que merece la pena que los niños aprovechen parte de ese tiempo de descanso para realizar actividades escolares, por ejemplo, un repaso de aquellas asignaturas en las que no han rendido lo suficiente.

En este sentido, merece la pena destacar que psicólogos, pedagogos y otros expertos, recomiendan limitar las actividades escolares durante las vacaciones de verano, ya que se trata de una sobreestimulación que puede terminar desmotivando a los niños, no permitiendo que puedan disfrutar de las vacaciones. Este periodo de descanso y desconexión es necesario para los niños, deben pasar más tiempo con la familia, jugar, disfrutar de otras experiencias y cambiar las rutinas que han seguido a lo largo del año.

Los expertos comentan que encontramos experiencias que proporcionan un sentido pedagógico y con las que los más pequeños disfrutan plenamente, por ejemplo, las colonias, las actividades que organizan diversas asociaciones y clubs en verano, los campamentos, etc. En este caso, se persigue priorizar la libertad de los niños, dejando en un plano secundario el valor educativo o la conciliación laboral y familiar. Los niños son el centro de atención en este tipo de actividades que contribuyen al desarrollo de la creatividad, la sociabilidad, la autonomía, la toma de decisiones, etc. Con ellas hacen nuevos amigos, disfrutan de nuevas experiencias y rompen completamente con las rutinas mantenidas a lo largo del año.

Los psicólogos explican que los niños pasan a lo largo de todo el año muchas horas inmersos en un modelo escolar rígido, el verano debe servir para romperlo y entrar en contacto, por ejemplo, con la naturaleza, a fin de que disfruten de un aprendizaje distinto que no tenga nada que ver con el modelo mantenido a lo largo del año. No es recomendable que se mantenga la rigidez del periodo escolar durante las vacaciones, no descansarán y tampoco les beneficiará, convirtiendo el periodo de descanso en algo con poco aliciente.

Se debe pensar en un modo diferente de aprender y mejorar las habilidades sociales, algo que se logra a través de los juegos que se proponen en campamentos, asociaciones, etc. Es necesario que, tras el prolongado curso escolar, los niños disfruten de actividades de ocio y desconexión, básicamente es lo mismo que quieren los adultos, ya que pocos son los que siguen trabajando en vacaciones, la gran mayoría quiere descansar y desconectar totalmente. Un mes ideal para disfrutar de las actividades antes comentadas es julio, así, cuando llega agosto, los niños pueden disfrutar de las vacaciones con sus padres y disfrutar del tiempo libre en familia.

El verano es una parte del aprendizaje, ya que los niños pueden contar con experiencias diferentes que les enriquecen en otros aspectos. Por tanto, merece la pena reflexionar sobre el tema y hablar con los niños sobre las distintas alternativas que tienen, para saber qué les gustaría hacer durante estas vacaciones, hay que olvidarse de pensar en que debe aprovechar el tiempo libre para realizar actividades más propias del periodo escolar.

Foto | Gobierno Cholula

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...