Lil Rinses, visera de protección para la ducha

Muchos niños tienen un gusto especial por el agua, y se ven felices siempre que les toque el momento del baño, muchos otros en cambio pasan por etapas en las que la hora de dar el baño representa el momento de dejar los juegos y les resulta muy aburrido. Cada pequeño es diferente pero la mayoría de ellos tienen en común que no les gusta que se les lave la cabeza ya que al momento de enjuagar el shampoo el jabón se mete en los oídos y en los ojos, generando mucha incomodidad.

Conseguir una correcta higiene a diario es sumamente importante para que los niños crezcan sanos y fuertes, por eso es que los padres deben manifestarles lo importante que es el baño que se dan todos los días para que no se enfermen y puedan estar siempre bien para jugar y aprender. Para hacer menos traumática toda experiencia que por su desarrollo le parezca dificil al pequeño, lo mejor es hacer uso de elementos que ayuden en las tareas, tales como la Lil Rinser, un producto que ha sido desarrollado especialmente por la marca Imaginarium.

Se trata de una visera verdaderamente funcional, un principio simple que marca la diferencia a la hora de echarle agua en la cabeza al niño, ya que está encargada de impedir que llegue al rostro de los pequeños, en cambio el agua va hacia atrás, por el cabello, llevando con ella todo rastro de shampoo o de jabón, para dejar la cabeza bien limpia. Es un producto fabricado en plástico de colores brillantes y atractivos para los pequeños como el celeste y el morado, lleva un asa para que el adulto la tome firmemente y comienza a servir desde el momento en el que se la coloca en la frente del niño, ya que tiene la forma perfecta del contorno de la cabeza, por lo que con un poco de presión, actúa impidiendo que el agua llegue a la cara.

Es la forma más rápida y efectiva de hacer el aclarado del cabello infantil ya que toda la espuma no tiene manera de llegar a los oídos o de caer sobre los ojos causando lágrimas y feas sensaciones, de hecho los niños comienzan a disfrutar mucho el momento del baño que debe ser una situación relajante y divertida y no un momento de tensiones o que les genere una ansiedad que puede evitarse. Viene en una talla única y se recomienda su uso a partir de los 6 meses de vida en adelante.

Es completamente recomendable hacer uso de un producto que ofrece una funsión simple pero necesaria como éste, ya que permite la creación de un vínculo de seguridad y confianza entre el niño y el adulto que lo bañe. Lleva unas medidas de 22,86 cm. de alto, 17,78 cm. de ancho y 10,16 cm. de profundo, en general se adapta a todas las cabezas y solamente hay que hacer un poco de fuerza al apoyar para generar esa barrera entre la piel del pequeño y el agua con el jabón que queremos evitar moje la cara del niño.

Sitio Oficial | Imaginarium

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...