Leucemia infantil y contaminación ambiental

Riesgos oncológicos

Al parecer existe una relación entre leucemia infantil y contaminación ambiental provocada por el tráfico rodado, así se desprende de un estudio realizado por el Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca (Murcia). Según las conclusiones del estudio, un embarazo que se desarrolla cerca de una vía de gran tránsito automovilístico, aumenta al doble las posibilidades de que el niño pueda sufrir leucemia en la infancia.

La exposición prolongada a la contaminación atmosférica del tráfico rodado es algo que influye en la salud de los niños, no sólo se aumentaría el riesgo de leucemia infantil, podemos nombrar por ejemplo el estudio realizado hace un par de años por la Universidad Médica de Pennsylvania, el departamento de psicología del hospital infantil de Philadelphia y el departamento de salud ambiental de la Universidad de Cincinnati. En este estudio se concluía que la contaminación a la que estaban expuestos los niños en las grandes ciudades provocaba que pudieran sufrir un descenso del índice de inteligencia, la causa de ello eran las grandes cantidades de plomo liberadas en el ambiente consecuencia del tráfico rodado.

Se ha relacionado la contaminación de las ciudades con diversos problemas de salud en los niños, físicos y psíquicos, incluso se ha llegado a relacionar con los casos de autismo debido al mercurio presente en el ambiente, de hecho, existen cientos de estudios que muestran las consecuencias de respirar un aire contaminado en los niños. Hay que decir además que actualmente se están realizando estudios para determinar exactamente la relación entre la contaminación y los problemas de salud que pueden sufrir los niños, son estudios a largo plazo cuyos resultados todavía tardarán algún tiempo en darse a conocer.

El medio ambiente afecta con más aplomo a la población infantil y esto es algo lógico teniendo en cuenta que el organismo de un niño se encuentra en pleno desarrollo y sus sistemas, tanto el metabólico como el fisiológico, son inmaduros y más susceptibles de ser dañados por cualquiera de las cientos de sustancias contaminantes presentes en el medio ambiente. Dichas sustancias afectarían con más contundencia a los futuros bebés, ya que estas sustancias, plomo, mercurio, benceno, etc., pueden llegar hasta el feto alterando su sistema y provocando distintas enfermedades o malformaciones.

No nos sorprende la relación entre leucemia infantil y contaminación ambiental, los datos ofrecidos en la investigación vuelven a mostrar la necesidad de que los niños puedan desarrollarse y crecer en un ambiente distinto al actual, la contaminación ambiental no sólo destruye el medio ambiente, también nos destruye poco a poco a nosotros. En el estudio del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca se muestra que existe una correlación entre la distancia a la que se encuentra el tráfico rodado y las posibilidades de sufrir leucemia, es decir, cuanto más lejos se vive del tráfico rodado más disminuyen los riesgos.

En este caso, vivir a 100 metros de una gran autovía o autopista aumentaría hasta el doble la posibilidad de sufrir leucemia. Para llegar a esta conclusión, los investigadores tomaron los datos de 187 niños que estuvieron expuestos a la contaminación atmosférica durante el periodo de gestación, las conclusiones obtenidas mostraron que hasta un 45,5% de estos niños sufrían algún tipo de enfermedad hematológica maligna, sea leucemia o cualquier tipo de enfermedad cancerosa (linfomas).

El estudio tenía por objetivo constatar la relación entre estas enfermedades en los niños de 0 a 8 años y la proximidad de la contaminación producida por el tráfico intenso de vehículos. Numerosos contaminantes liberados por los vehículos de motor provocan cáncer, un ejemplo sería el benceno, un hidrocarburo que actualmente se encuentra en la lista de los 20 productos químicos de mayor volumen de producción a nivel mundial y que además resulta muy tóxico.

Basta con dar un vistazo a Wikipedia para darse cuenta de lo peligroso que es el benceno, y a pesar de ello, se libera al medio ambiente. Es evidente la necesidad de una profunda reestructuración de la sociedad y un planteamiento serio y firme sobre las energías que se utilizan, es el mejor modo para garantizar la salud de los niños en el futuro y legarles un planeta sano y limpio. Por cierto, recomendamos leer el post Leucemia infantil y carnes curadas, otra evidencia de que podemos encontrar riesgos para la salud infantil en cualquier lugar y con cualquier producto.

Vía | ABC
Más información | PR News Wire
Foto | Manuel69

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...