Las ventajas de educar a tu hijo en un ambiente rural

Qué beneficia más para el crecimiento del niño: ¿vivir en un pueblo en un ambiente rural o en la ciudad? Hay opiniones para todos los gustos.

Un ambiente mucho más saludable.

Entre las ventajas que proporciona vivir en un medio rural, podemos empezar comentando lo que significa para la educación de los niños. Muchos pueblos y ayuntamientos ofrecen educación en Centros Rurales Agrupados (CRA), que son centros donde los niños están repartidos en clases compartiendo espacios y profesores de otros niveles. Este sistema  les permite anticipar la materia y luego repasarla ya que en un curso ven y escuchan al profesor explicar una materia y al curso siguiente la tienen que estudiar ellos. Muchos padres, hoy en día, buscan están opción ya que son colegios que permiten una atención más personalizada por parte del profesor. En cualquier caso, tanto si es un centro CRA como si es un pueblo con un  colegio e instituto convencionales, los centros se encuentran mucho menos masificados y la calidad de la enseñanza se incrementa.

Vivir en un pueblo nos permite ir andando o en bicicleta al colegio, o al bosque o al campo donde los niños pueden desarrollar actividades totalmente sanas; los pequeños tienen que aprender a jugar sin las comodidades del ocio que permite la ciudad y esto les ayuda a desarrollar su imaginación, a estar en contacto con la naturaleza y a aprender a respetar el medio ambiente.

Otro factor a tener en cuenta es el ruido. Cambiar el sonido de los coches, camiones, autobuses, claxon, etc. por el de los pajaritos, campanas o niños jugando en la plaza del pueblo no tiene precio. Es cierto que también pasan algunos camiones, coches o tractores, pero el ruido y la contaminación no es comparable al de una ciudad y eso para el crecimiento de los niños es muy importante.

Por  otro lado, en un pueblo vemos a niños jugando en la calle, el ritmo de vida es mucho más tranquilo, sin las presiones de la ciudad y algo más seguro. También se tiende a establecer una mayor comunicación e interacción con los vecinos, algo que ayuda a los niños en su proceso de integración social.

Podemos encontrar muchas ventajas de vivir en un pueblo, y aunque también hay desventajas, si tuviéramos que sopesar unas y otras nos daríamos cuenta de que la sencillez, la tranquilidad, el aire puro, la seguridad y en resumen la calidad de vida ayudan definitivamente en el desarrollo físico y psicológico de los niños.

Foto niño por Tourist_on_Earth en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...