Las tomografías computadas aumentan el riesgo de cáncer en los niños


La gran mayoría de los padres sienten verdadero temor frente a la posibilidad de que sus hijos deban ser sometidos a estudios tales como los de las tomografías computadas, ahora se conoce que no son para nada inocuas, ya que esos pequeños deben someterse a varias de estas pruebas tienen un riesgo ligeramente mayor a desarrollar cáncer cerebral o leucemia a lo largo de sus vidas. Los investigadores indican de todas formas que se trata de un riesgo pequeño que de todas formas se compensa con la necesidad de realizar dicho exámen en determinado momento de la infancia.

La tomografías computadas, conocidas también como exploraciones TC se han acoplado al campo de la medicina desde hace ya 30 años, y su uso se ha hecho sumamente frecuente en la investigación de ciertas enfermedades o problemas de salud, en el caso de los niños se usa principalmente para evaluar posibles lesiones en la cabeza, el cuello o la columna vertebral, además de ser utilizada en casos de diagnóstico de trastornos neurológicos de todo tipo.

Un reciente estudio se encargó de estudiar a un total de casi 180.000 pacientes menores de 22 años que debieron someterse a una TC en hospitales británicos en el período comprendido entre 1985 y 2002, y se les hizo un seguimiento hasta el año 2008. El hallazgo principal fue que a 74 de esos individuos se les diagnosticó con leucemia mientras que otros 135 desarrollaron un tumor cerebral. Durante el estudio no se midieron la cantidad de TC que recibió cada niño sino los datos de las dosis de radiación emitida y recibida por los órganos del paciente, el cerebro y la médula ósea, datos que tienen que ver con la edad y el tamaño de cada individuo.

Mark Pearce, de la Universidad de Newcastle, autor central del estudio, indicó:

“Las TC son muy útiles, pero también emiten dosis relativamente altas de radiación en comparación con las radiografías”.

Los especialistas concuerdan en que se justifica este estudio en la mayoría de los casos pero que en todos ellos se necesitan mayores esfuerzos para disminuir las cantidades de radiación, ya que el riesgo se triplica en casos en que los niños deben ser sometidos a dos o tres TC para casos de tumores en el cerebro, y de 5 a 10 Tc para casos de leucemia. Se hizo un apartado especial en casos en los que se usan escáneres modernos de TC ya que se conoce que éstos emiten un 80% menos de radiación que las máquinas más antiguas, por lo que son solamente éstas las que deben usarse de ahora en más.

Vía | Noticias Terra
Foto |  tracy the astonishing  de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...