Las prendas de vestir con tejidos suaves no alivian los picores del eczema

Según los resultados de una nueva investigación, utilizar prendas de vestir suaves como las confeccionadas con algodón o seda, no alivian los síntomas del eccema, los picores se mantienen y no mejora la calidad de vida de los niños. Los expertos apuntan que el uso de este tipo de prendas encarece lo que cuesta vestir a los niños.

Eccema infantil

Un estudio desarrollado por expertos de la Universidad de Nottingham concluye que las prendas de vestir con tejidos suaves no alivian los picores del eczema, asegurando que lo que lleve puesto el niño no afecta a la gravedad de esta enfermedad. El eczema es una afección de la piel cuya prevalencia ha ido aumentando en los últimos años, se considera que en su aparición pueden participar diversos factores, uso de productos cosméticos, tipo de dieta, herencia genética, etc.

A los niños les aparecen en la piel unas vesículas rojizas que pican mucho, para calmar esta picazón se suelen recomendar baños de agua templada, utilizar jabones y aceites especiales para evitar que las lesiones que se producen por el rascado se infecten, hidratar la piel, o vestir prendas de algodón o seda, asociando su delicadeza con la reducción de los picores proporcionando cierto alivio. Pero según los datos de este nuevo estudio, es poco probable que este tipo de prendas puedan proporcionar algún beneficio en los casos de eccema moderado o severo.

El estudio se realizó por la limitada evidencia existente sobre los beneficios del uso de prendas delicadas en los casos de eczema, los expertos comentan que anteriormente se realizaron tres estudios sobre el tema, pero eran pequeños y existía el riesgo de que estuvieran sesgados, por lo que era necesario llevar a cabo una nueva investigación con una mayor muestra de niños y siguiendo los protocolos científicos establecidos.

En la investigación participaron 300 niños en un periodo comprendido entre noviembre de 2013 y mayo de 2015, con una edad de entre 1 y 15 años, en todos los casos sufrían un eczema moderado o de carácter grave. Todos los niños recibieron las atenciones estándar que suelen recomendar los especialistas, aunque en el caso de la ropa, un grupo vistió prendas comunes y el otro prendas suaves. Se realizó un seguimiento de seis meses y no se constató que se hubieran producidos diferencias en la gravedad de la enfermedad, o mejoras en la calidad de vida.

Por tanto, y según consideran los autores, es muy poco probable que el uso de prendas delicadas sirva para aliviar los síntomas del eczema, en cambio, comentan que se encarece el coste de vestir a los niños. Los investigadores consideran que los resultados son una evidencia sólida que los expertos en salud deben tener en cuenta a la hora de realizar las recomendaciones para el tratamiento de la enfermedad. Sin embargo, se apunta que una de las limitaciones de este estudio es el hecho de que se pueden haber subestimado los efectos de los tratamientos recibidos por los niños, por tanto, es posible que se vuelva a desarrollar una investigación para eliminar cualquier sesgo posible o falta de datos que certifiquen los resultados obtenidos.

Como ya hemos comentado en varias ocasiones, los resultados de muchos estudios no han de ser interpretados o seguidos como una verdad absoluta, hasta que otras investigaciones lleguen a las mismas conclusiones y ratifiquen esos resultados. No es la primera vez que se demuestra que los resultados de una investigación son erróneos por diversos defectos en los procedimientos.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica PloS Medicine.

Foto | shawn

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...