Las niñas son más vulnerables frente a la artritis reumatoide juvenil

La artritis reumatoide infantil es una enfermedad grave que muchas veces no es tratada a tiempo ya que los adultos confunden los síntomas con los dolores propios del crecimiento en los niños.

dolor

La doctora Citlalli Zamora Cimental, actual pediatra del Hospital General Regional (HGR) No 46 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco ha dado información sobre la artritis reumatoide juvenil, indicando que se trata de una dolencia frecuente sobre todo en la población femenina, ya que son las niñas las más vulnerables frente a esta enfermedad.

Lo que parece ocurrir es que el factor hereditario juega un importante papel en la aparición definitiva de esta enfermedad, por eso es importante que los padres estén atentos a todo tipo de síntomas, teniendo en cuenta no confundir los dolores fuertes propios de este problema con los dolores comunes del crecimiento.

“Cuatro de cinco pacientes con artritis juvenil corresponden al sexo femenino”.

La experta agrega que los primeros síntomas por lo general suelen aparecer durante la primera infancia, es decir entre los 3 y los 5 años de vida, siendo entonces que por lo general aparecen las quejas sobre dolor en el cuerpo e inflamación articular, es entonces cuando hay que consultar a un médico.

El desarrollo de la enfermedad puede tener como clave el factor hereditario y la repercusión en el organismo luego de por lo general algún cuadro infeccioso ya sea viral o bacteriano, inclusive a causa de cambios hormonales o de traumatismos.

Los síntomas a los que hay que prestar atención son dolores e inflamación en las articulaciones de las manos, los codos, las rodillas, los pies y los tobillos, en casos en los que duren más de seis semanas.

“No atender a tiempo estos cuadros dolorosos, puede tener grandes repercusiones en la salud de los niños, en casos extremos llega a causar deformidad y atrofia en las extremidades”.

Si bien esta no es una enfermedad curable, lo cierto es que se puede hacer mucho para tratarla y ofrecerle la mejor calidad de vida al paciente, con un control a tiempo y la administración de fármacos anti-inflamatorios con corticoides, además de inmunosupresores en los casos más avanzados en los que puede existir atrofia muscular en los que haya lesiones graves que deben ser tratadas con rehabilitación física para recuperar la movilidad de esa parte del cuerpo.

Vía | Infancia Hoy
Foto | redjar

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...