Las mejores ideas para divertirse en una fiesta de pijamas en casa

Una manera distinta de celebrar o regalarle un día diferente a tus hijos, es organizando una pijamada en casa. Más allá de la decoración, debes enfocarte en las actividades que harán de ese momento el más inolvidable.

Hazle una pijamada a tu hijo

Fuente: www.justrealmoms.com.br

Entre los primeros signos de autonomía de los peques, se encuentra el pasar la noche con sus amigos. También servirá para que socialice y estreche lazos con sus compañeros. Entonces, porqué no preparar una fiesta de pijamas en casa. Lo más importante de esta iniciativa, es involucrar a tu hijo en la organización, para que sienta como todo un anfitrión. Comiencen por definir la cantidad de invitados conforme al espacio disponible. Una sugerencia, es no sobrepasar las seis personas para facilitar su atención.

Las fiestas temáticas son de las favoritas. Podrán hacer las invitaciones a mano, colocando dirección, hora, fecha, número de contacto y enseres a llevar, principalmente la pijama. A partir de allí, es importante que cuiden todos los detalles, para que el evento sea perfecto y la experiencia muy gratificante para todos. Este post te ayudará. 

Tips para preparar una fiesta de pijamas en casa

Si los invitados se sienten agradados desde su llegada, la fiesta será un éxito. Puedes destinar un espacio en el patio o dentro del hogar, para un photocall casero, donde tu hijo dé la bienvenida a sus amigos, fotografiando el inicio de la noche. Recuerda hacerlo acorde a la temática. Una vez instalados, comunica las pautas de la reunión, siendo un poco flexibles para la ocasión. Enfatiza en qué zonas de la vivienda pueden estar o no, recoge los móviles para promover el compartir y la diversión sin pantallas, y recuerda que aunque estén de celebración deben lavar sus dientes y cumplir con sus pautas de higiene para dormir.

El salón suele ser el lugar escogido para la reunión, por cuestiones de espacio. Sin embargo, poner tiendas de campaña en el patio representará una aventura para los peques. Esterillas, colchonetas, mantas y cojines brindarán el confort necesario. Otra alternativa es la construcción de un fuerte usando sillones, sillas, sábanas y toneladas de imaginación.

Para ambientar echa mano de globos, almohadones, luces navideñas, guirnaldas o bombillos de colores. Las pulseras fluorescentes o lunas y estrellas que brillen en la oscuridad sumarán encanto.

Diversión con música y juegos

Además de crear ambiente, la música se presta para diversos juegos. Entre ellos el karaoke, que podrán hacer en parejas, en grupo o en solitario. Para ello, la mejor decoración será una bola de discoteca. “La estatua” también es una excelente actividad para el momento. Los niños bailarán a gusto hasta que pares la música, entonces tendrán que permanecer quietos para mantenerse en la contienda. Queda eliminado el primero en moverse.

Las sillas musicales son todo un clásico. Los niños caminan alrededor de las sillas dispuestas en círculo, mientras suena la música. Al parar, tienen que sentarse rápidamente. Pierde el que se quede sin asiento.

Opciones para beber y comer

Arma el menú con opciones saludables y atractivas. Puedes optar por decoraciones acordes con la temática.  Prepara pinchos coloridos con frutas troceadas. El yogurt natural acompañado de frutos secos o frutas, por ejemplo, será perfecto. Puedes complementar con chocolate para cubrir las frutas o variedad de quesos.

Las palomitas de maíz al natural les fascinarán. Con ayuda de un adulto podrían preparar galletas con uvas, pasas, avena, chispas de chocolate o lluvia de colores. Suma colorido en pajitas, vasos, platos, mantel o servilletas. ¿Y para tomar?, descarta las gaseosas. En su lugar sirve limonada, batidos o zumos naturales. Reserva la leche para el momento justo antes de dormir. Las infusiones para conciliar el sueño irán con los niños extra-activos.

Más recreación

Si cuentas con espacio suficiente apuesta por una carrera en sus sacos de dormir. O preparen recetas que puedan comer por la mañana.  ¿Tienes un pasillo largo? Hazlos sentir en una peli de acción con el laberinto de papel. Coloca tiras rojas en posición diagonal y variadas alturas al estilo de rayos infrarrojos, tienen que pasar entre ellas sin tocarlas. ¿A qué otras cosas pueden jugar?

  1. Maquillaje sin espejo, donde intentarán arreglarse como su personaje predilecto sin mirarse en el espejo. Gana el que tenga más votos de su compañero por parecerse más al original.
  2. Regalo de las mil capas. Envuelve un detalle para los invitados usando muchas capas de papel, entre ellas deja chuches, pegatinas o similares. Haz que los niños se lo pasen mientras suene la música, al detenerla se retira una capa. Al final, uno se quedará con el “premio gordo”.
  3. Cambio de imagen. Permite que se hagan tatuajes temporales, engorden con capas de ropa (e incluso así jueguen a ser sumos) o se tiñan el cabello usando tizas cosméticas.

Para cerrar la noche

Una película de terror acorde con su edad les fascinará. También pueden contar sus propias historias de miedo, alumbrándose la cara con unas linternas. Las guerras de almohadas también son un buena alternativa para cerrar la jornada. Terminará por agotar las energías que les quedan y querrán ir a la cama.

Si nada de eso les emociona, motívalos a decorar las fundas de su almohada. Ten listas fundas blancas que puedan llevarse como recuerdo y pintura especial para telas. En lugar de almohadas, también puedes inclinarte por la decoración de su antifaz. Para tu hijo, puedes tener preparado un libro de visita para que sus amigos firmen o dibujen. A la mañana siguiente, invítalos a recoger mientras se alista el desayuno. Opta por leche, fruta troceada, zumos, huevos revueltos o tostadas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...