Las marcas de coches lanzan al mercado juguetes para niños

Coches de juguete

Como sabemos, los niños son piezas fundamentales en el marketing y son centro de atención de los departamentos de publicidad, a través de ellos se intenta influir en la decisión de compra de los padres. Sin embargo, en esta ocasión no queremos hablar de esta influencia, sino del nuevo campo de acción de las empresas de automoción, ahora las marcas de coches lanzan al mercado juguetes para niños con mayor énfasis, juguetes que son un gran negocio y con los que además, se pretende influir en ellos para que cuando sean grandes se decanten por la marca con la que jugaron en su infancia.

Audi, BMW, Mercedes, etc., lanzan exclusivos juguetes de edición limitada, coches a escala que son reproducciones precisas de los coches de verdad, cuentan con frenos hidráulicos, salpicadero de cuero, marcos de aluminio, maderas nobles, siete marchas… todas estas características están presentes en el Auto Union Tipo C de Audi, un coche a pedales cuyo coste alcanza nada menos que los 9.700 euros, personalmente preferimos los juguetes Berg. Hay que decir que los coches se venden, posiblemente serán los padres más pudientes quienes los adquieran. Las marcas de coches lanzan al mercado juguetes para niños y no sólo coches de juguete, también podemos encontrar otros artículos como ositos de peluche, trineos e incluso botas de agua.

Lo que importa es que la marca esté presente en los artículos infantiles, es un modo de influir en los pequeños y asegurarse que en un futuro se decanten por la marca. Según leemos en Ecomotor, los fabricantes de coches alemanes se han dado cuenta que este tipo de merchandising para niños es efectivo y funciona para posicionar una marca. No tienen desperdicio las palabras del jefe de ventas de Audi: “Estamos pensando en algunos productos que no estén relacionados directamente con los coches, sino que el diseño abarque otras áreas”, un ejemplo es un futbolín marca Audi cuyo coste es de casi 13.000 euros.

Claro que no todo son precios desorbitados, podemos encontrar un trineo BMW por 79 euros, un mercedes SLS de juguete por 90 euros, o un osito de peluche de Audi enfundado en un mono de carreras por 45 euros. A medida que pasa el tiempo las marcas de automoción diversifican los juguetes. Complementos o accesorios para niños, no van a dejar pasar la oportunidad de promocionar y potenciar la marca desde una tierna edad, pero con límites. Las marcas de coches saben que su nicho de negocio son los vehículos y el merchandising que están realizando debe mantener unos parámetros para que no interfieran en el verdadero negocio, los coches.

El artículo de Ecomotor no tiene desperdicio alguno y nos muestra la guerra entre marcas de coches en lo que respecta a juguetes para niños. Este tema lo hemos tratado a la ligera, hay mucho que hablar, ya que no se trata sólo de posicionar la marca o asegurarse futuros clientes, hay mucho más y de ello hablaremos en breve. Por cierto, sería interesante retomar la lectura del post las leyes del consumo serán dictadas por los niños en un futuro a modo de introducción.

Foto | Hugo 90

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...